Cádiz

Asuntos Sociales piensa en un modelo más integrador y en renovar sus sedes

  • La segunda fase del Plan Estratégico de la delegación se presenta en sociedad

El técnico Gabriel Robles, junto a la concejala Ana Fernández, presentando la segunda fase del Plan Estratégico de Asuntos Sociales.

El técnico Gabriel Robles, junto a la concejala Ana Fernández, presentando la segunda fase del Plan Estratégico de Asuntos Sociales. / lourdes de vicente

Mejorar las sedes, reorganizar internamente el trabajo y transitar hacia un modelo de intervención más integrador son los tres grandes retos que se plantea la Delegación de Asuntos Sociales como patas fundamentales de su nuevo proyecto. Así lo expresó ayer la responsable de la Delegación, Ana Fernández, antes de que el técnico Gabriel Robles explicase en un acto público celebrado en el IFEF la segunda fase del Plan Estratégico, que se está elaborando con el fin de optimizar el trabajo de esta área y mejorar el servicio que presta a la ciudadanía.

Fernández explicó que si la primera fase había consistido sobre todo en cuantificar y sistematizar datos por un lado de carácter personal (empleo, vivienda) y por otro a nivel interno de la Delegación, como el tipo de perfil del demandante, en esta fase más intensa, más profunda, "se ha pasado a analizar la gestión y todo el funcionamiento interno". Ha sido un análisis más profundo, que ha dado como resultado un informe de 148 páginas. Para ello se ha consultado a técnicos de la propia delegación, a usuarios y a entidades sociales, "eran los tres grupos que nos parecían importantes que pusieran su opinión, sus quejas y sus demandas", comentó Fernández.

El Ayuntamiento quiere que los demandantes tengan un espacio de corresponsabilidad

De los resultados obtenidos hay que destacar tres aspectos importantes: las carencias que muestran los espacios de servicios sociales, "no sólo en lo estructural, de tipo de accesibilidad, sino en cuanto a que deben ser espacios amables para atender a esta población más vulnerable", dijo la edil.

Otro aspecto que han puesto de manifiesto los técnicos es la necesidad de tener un modelo diferente de trabajo, mejorar la capacidad de organización, poder tener más autonomía, y en cierto modo huir de los procesos demasiado estandarizados. Y por último, la última línea, y la más importante para Ana Fernández, "de nuevo confluimos en esa necesidad de cambio de modelo. Es algo que como equipo de gobierno planteamos desde el principio y el tiempo nos está dando la razón. El modelo del que partimos es un modelo asistencial, que tuvo sentido en un primer momento pero que ahora ya no nos sirve, y este plan nos está dando la razón en el sentido de que necesitamos transitar a un modelo que sea más integrador, un modelo en el que la persona tenga un espacio de corresponsabilidad y que al final esta delegación se convierta en un espacio de derecho", indicó.

Ahora quedaría una tercera y última fase en la que toda esta información que se ha ido obteniendo se tendría que trasladar a lo que sería el plan propiamente dicho. "Es decir, tendremos que trazar un plan que recoja las líneas estratégicas a corto, a medio y a largo plazo", planteó Fernández.

La programación original planteaba como fecha tope el mes de junio, pero el Ayuntamiento considera que se podrá adelantar "y que la tendremos en un par de meses a partir de ahora".

Buscar sedes más amables conllevará transformar las existentes, de hecho Fernández reconoció que se están planteando un cambio de sede. "En cualquier caso necesitamos espacios diferentes. Si mantenemos las que tenemos tendremos que plantearnos una renovación y quizá un cambio de algún edificio", aseguró.

Además, considera que en una de las conclusiones que ofrece esta segunda fase aparece esta necesidad, y que la tercera "consistiría básicamente en desarrollar este plan. Ver cómo trasladamos ese cambio de modelo y esa corresponsabilidad a la delegación".

Al ser preguntada por la necesidad de ampliar la plantilla fue clara. "Evidentemente la necesidad de ampliar la plantilla está ahí desde el minuto uno. La primera fase ya contempló esa necesidad. Se sufrió un recorte brutal de personal y ahora tenemos menos trabajadores y más demanda. El año pasado se atendieron unas 50.000 personas. Necesitamos un refuerzo".

En cuanto al próximo presupuesto de la propia Delegación de Asuntos Sociales, Fernández indicó que tienen un problema de tiempo. "Necesitamos tenerlos lo antes posible. El alcalde ya firmó el decreto de Alcaldía y el Plan Estratégico va a estar después. Hemos aumentado un 30% en Servicios Sociales y la idea no es recortar sino todo lo contrario. Tendremos que ir ajustando porque el plan estratégico es a cuatro años vista y tendremos que ir encajándolo dentro de las cuentas de la propia delegación". "El tema de personal -continuó- es diferente porque como saben las leyes estatales no nos permiten contratar a todo el personal que necesitamos. Tenemos una incapacidad de contratar debido a la legislación que nos controla, pero bueno, hay otras series de coyunturas que no va a permitir aumentar el personal como queremos. Aunque seguiremos proponiéndolo, y a ver si con la ayuda de los partidos de la oposición, que aprueben la próxima Relación de Puestos de Trabajo, podamos ir aumentando y ajustando las necesidades, pero sin la RPT aprobada y las leyes poco podemos hacer", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios