Cádiz

La Asociación de Vecinos de Muñoz Arenillas, a punto de pedir la zona naranja todo el año

  • Los residentes, divididos entre quienes rechazan su coste y quienes la ven beneficiosa tal cual

Ocupación que presentaba anteayer por la tarde este tramo de la zona naranja junto al cementerio. Ocupación que presentaba anteayer por la tarde este tramo de la zona naranja junto al cementerio.

Ocupación que presentaba anteayer por la tarde este tramo de la zona naranja junto al cementerio. / jesús marín

Comentarios 8

Como cualquier asunto público, las decisiones municipales tienen sus detractores, sus partidarios y a quienes les resultan indiferentes. Para quien todavía no lo tenga claro, quienes nos dedicamos a informar nos limitamos a ejercer de testigos y relatores de todos esos posicionamientos. La propaganda política -tan necesaria a veces, pero siempre partidista- es otra cosa bien distinta. Viene todo esto al hilo de que si ayer publicábamos que un grupo de vecinos ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas contra la zona naranja de verano de aparcamiento para residentes entre San Felipe Neri, y el Hotel Playa, la Avenida y el Paseo Marítimo, hoy también les contamos que otros, concretamente los del ámbito de acción de la Asociación de Vecinos de Muñoz Arenillas, han manifestado a la directiva su satisfacción por la medida. Hasta el punto de que el colectivo se plantea pedir a Martín Vila, concejal de Urbanismo y Movilidad, que prorrogue la medida durante todo el año, aseguró ayer a este periódico Juan Díaz, vicepresidente de la asociación. Tienen previsto un encuentro el próximo día 11 de julio. "Los vecinos que se han puesto en contacto con nosotros han acogido la medida con bastante agrado", asegura Juan Díaz. "Nos trasladan que por fin pueden aparcar con cierta alegría por unos 30 euros al mes, que les parecen un precio módico", añade. En el mismo sentido se pronuncia María José González Cid, presidenta de la Asociación de Vecinos San José Playa, quien valora una medida "que nos favorece frente al turista que viene a disfrutar de la playa".

Díaz dijo no poder precisar cuántos residentes de aquella zona le han expresado su satisfacción por poder aparcar con esa "alegría". González, tampoco. Así que comprenderán que no esté en nuestra mano afinar cifras en este asunto ahora mismo más allá de las que están disponibles por el momento: por un lado, 166 tarjetas de residentes expedidas de un total de 330 plazas, según se informa desde el Ayuntamiento. Y alrededor de medio centenar de firmas recogidas hasta ayer en contra de que la zona naranja sea de pago o que cueste lo que ha determinado el Ayuntamiento, entendemos.

Lo único que podemos asegurar al cien por cien es la escasa aceptación que reflejaba anteayer la desocupación de grandes tramos de la zona naranja, recogida en las fotos de Jesús Marín. Y ahora, la evidente división de los vecinos. Al menos en relación al coste de la nueva zona naranja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios