GASTRONOMÍA | RUTA

Un recorrido de sabores

  • El novedoso Arqueofood Tour 'Sabores de Gades' viaja por la historia gastrónomica de Cádiz y rinde tributo a la figura del escritor agrónomico Columela

Los visitantes contemplan el horno donde se cocinaba en la época fenicia en el Yacimiento Gadir. Los visitantes contemplan el horno donde se cocinaba en la época fenicia en el Yacimiento Gadir.

Los visitantes contemplan el horno donde se cocinaba en la época fenicia en el Yacimiento Gadir. / Fito Carreto

Viajar al pasado a través de los sentidos ahora es posible en Cádiz, basta con probar el mismo vino que ya hacían los romanos, para que la experiencia gustativa y olfativa traslade miles de años atrás.

Un food tour cargado de historia es la propuesta de Sabores de Gades, que pretende dar a conocer el rico patrimonio arqueológico relacionado con la tecnología culinaria. Este año rinden tributo a Columela y a la enorme repercusión que ha alcanzado su obra en la historia de la agroalimentación. Un recorrido de sabores que arrancó el pasado jueves donde 15 personas pudieron sumergirse de lleno en el turismo más experiencial.

La ruta es una idea de Tripmilenaria, un proyecto de difusión histórica, arqueológica y patrimonial que nace de la inquietud de acercar al público los descubrimientos en esta materia. Lo encabeza Mª Ángeles Navarro, arqueóloga y guía del yacimiento; Manuel León, arqueólogo especializado en agroalimentación, y Juan Miguel Pajuelo, arqueólogo especializado en trabajos de campo.

No hace falta utilizar un coche fantástico como el de Regreso al Futuro para vivir el pasado, basta con mirar hacia abajo. A 8 metros de profundidad, bajo el actual suelo de la ciudad, se encuentra el Yacimiento Arqueológico Gadir. Uno de los asentamientos fenicios más antiguos de Occidente que permite descubrir las formas de vida de la ya desaparecida cultura. Las ochos viviendas organizadas en torno a dos calles pavimentadas descubren de primera mano cómo vivían en el siglo IX a.C. en Gades.

A través de la alimentación se sabe de forma precisa cómo era una cultura y cómo distinguirla de otra. Por eso, la visita se centró en las cuatro cocinas que aparecen en las viviendas fenicias con sus tradicionales hornos para descubrir qué comían y cómo lo hacían.

Tras conocer el garum fenicio, una especie de pasta de pescado que tenía gran renombre si provenía de las factorías de Gades, la ruta se adentró en la gastronomía romana y su tecnología culinaria y vitivinícola, muy desarrollada para su época.

Pero no todo el patrimonio culinario se encuentra en el Yacimiento Gadir. En la conocida Plaza de las Flores, pasa casi desapercibida la escultura de Lucius Junius Moderatus, apodado Columela, uno de los más importantes escritores agronómicos. Gracias a su trabajo, se puede conocer a día de hoy como elaborar los platos y vinos más populares de la época fenicia y romana. Copiados casi a la perfección, proponen a los aventureros que se atrevan a probarlos, una inmersión en las culturas pasadas.

Tras el recorrido por Gadir y las calles de Cádiz, la visita acabó en la tienda-museo Tripmilenaria Museum Store que se encuentra junto al Teatro Romano y que fue inaugurada el pasado noviembre. La experiencia gastronómica empezó aquí con los diferentes vinos romanos que producen siguiendo los tratados de Columela.

Con el Palladius, unvino joven de color ambarino fermentado en hojas de cidro con un aroma cítrico impregnado de jengibre, miel y laurel, se viajó al principio de los banquetes romanos.

Como segunda experiencia, el vino Mulsum acompañado de queso payoyo de cabra . Este vino tiene amplitud en su arco gustativo. De color oscuro, cuenta con notas salinas y aroma punzante.

Y por último, el Antino, acompañado de chicharrones, para terminar como ya lo hacían los romanos en sus banquetes, con un vino de color oscuro con rebordes azulados, fermentado en vasijas de cerámica con maceración de pétalos de violeta que marida muy bien con carne y pescados porque potencia el sabor.

Todos estos vinos se pueden degustar y comprar durante la ruta. Una ruta estable que tiene lugar todos los jueves a las 20:00 horas, partiendo del yacimiento Gadir en la calle San Miguel. Para participar en ella será necesaria la inscripción previa en el mail tripmilenaria@gmail.com o en el teléfono 956 11 81 51, con un precio de 15 euros.

Un recorrido de sabores que descubre un Cádiz histórico hasta ahora desconocido y que está al alcance del paladar y el olfato de quien quiera disfrutarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios