Cádiz

Área metropolitana, ¿para qué?

  • Varios de los alcaldes de la Bahía de Cádiz no se ponen de acuerdo en el modelo que se debe seguir y tampoco en si puede ser lo más beneficioso

Los asistentes en el debate en la Fundación Unicaja asisten a la intervención del presidente del Ateneo, Ignacio Moreno Aparicio. Los asistentes en el debate en la Fundación Unicaja asisten a la intervención del presidente del Ateneo, Ignacio Moreno Aparicio.

Los asistentes en el debate en la Fundación Unicaja asisten a la intervención del presidente del Ateneo, Ignacio Moreno Aparicio. / fito carreto

Comentarios 4

La pregunta fue lanzada al debate con toda la intención por el alcalde del El Puerto, David de la Encina: "Área metropolitana, ¿para qué?". No es que el socialista tuviera un punto de vista en contra de la misma. Pero realmente fue una pregunta que ninguno de los contertulios que asistieron ayer al debate del Ateneo supieron contestar y eso que se juntaron cuatro alcaldes de la Bahía: el citado De la Encina; el de Chiclana y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz, José María Román; el de Puerto Real, Antonio Javier Romero; y el de Rota, José Javier Ruiz Arana. No estuvo el alcalde de Cádiz, que delegó en el concejal Adrián Martínez de Pinillos, y no hubo representación alguna de San Fernando y, como manifestaron los presentes, se echó de menos a Jerez. Junto a ellos, el presidente de la Confederación de la Provincia de Cádiz, Javier Sánchez Rojas; y el ateneísta José Ramón Pérez Díaz-Alersi.

Lo que se expresaba por un lado eran las posibles potencialidades que podría traer un área metropolitana pero nadie era capaz de prescribir una receta de cómo había que hacerlo. En lo único que se coincidía es que hay una interiorización de que la gente hace Bahía porque vive en una localidad, trabaja en otra, va a pasar sus momentos de ocio a una tercera...

Se habló de unificar algunos aspectos administrativos, como que hubiera un criterio único en las licencias de obras, como apuntó José María Román. Precisamente Javier Sánchez Rojas puso el dedo en la llaga en este tema "porque nadie había de la burocracia 4.0. La revolución de la administración es la gran asignatura pendiente".

Romero recordaba que desde que se había legislado en torno a las áreas metropolitanas muy pocas se habían constituido en España y se mostraba dispuesto a sentarse y a verlo todo "pero antes hay que cuadrar muchas cosas y ver si realmente el área metropolitana puede ser una solución o no".

Afloraron los localismos porque a pesar de que todos intentaban expresarse en términos de Bahía, nadie quería pronunciarse sobre el hecho de perder su propia autonomía, salvo Javier Sánchez, que es el único que siempre ha mantenido allá por donde va un discurso que supera lo local para llevarlo a lo provincial y aprovechar todas las potencialidades: "el área metropolitana no solucionará nuestros problemas pero sí ayudará a generar más provincia".

Este apuntó el hecho de que podría ser posible una fusión de ayuntamientos "y eliminar aquellos que no fueran sostenibles". De la Encina y Ruiz Arana señalaron que la mayor carga no viene en el municipalismo y que "no se puede quitar al ciudadano la referencia del lugar donde tienen que pedir los mejores servicios".

El alcalde portuense también incidió en otro aspecto y es que con la cantidad de administración que hay que soportar, no estaría dispuesto a financiar en otra más: "administración siempre en términos de eficiencia, que dé más de lo que cuesta".

Puede ser también una aglomeración de municipios o no. Lo que se pudo ver en el debate moderado por José María Esteban es que nadie tiene claro por dónde se puede ir "y el color político no tiene nada que ver en este asunto. Cuando todos los municipios eran del PP, salvo Puerto Real, no se avanzó en nada y cuando lo fueron del PSOE, tampoco", afirmó claramente Sánchez Rojas.

Y si hay pesimismo, De la Encina dejó muy claro que a corto plazo no se va a poder afrontar nada. El que viva, lo verá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios