Movilidad

Aprobado el pliego para la instalación de cámaras en los accesos al Paseo Marítimo de Cádiz

  • Multarán a los que no tengan el permiso para circular entre el Hotel Playa y Cortadura

  • También ha dado el visto bueno a la señalización para reducir la velocidad a 20 kilómetros en muchas calles de extramuros

Imagen de una de las cámaras que controla las matrículas en los accesos al Pópulo.

Imagen de una de las cámaras que controla las matrículas en los accesos al Pópulo. / DC

La Junta de Gobierno Local ha aprobado tres iniciativas que califica como “importantes” para mejorar la movilidad y que contribuirán a hacer de Cádiz “una ciudad más sostenible y más amable con el peatón”. El concejal de Urbanismo y Movilidad, Martín Vila, ha informado de estos tres proyectos que “van en beneficio de la ciudadanía”.

El primero de ellos, es la aprobación de la memoria valorada de señalización para la limitación de velocidad en la ciudad, en su fase 1. Esta memoria ha sido redactada por la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones del Ayuntamiento, a instancias de la Delegación de Urbanismo, y cuenta con un presupuesto de 91.827 euros y un plazo de ejecución de dos meses y medio. “Este documento describe la primera fase de los trabajos de señalización vertical y horizontal necesarios para la limitación de velocidad de circulación que se va a establecer en numerosas calles de la ciudad. “Con esta limitación apostamos por un tráfico más calmado que contribuya a mejorar la relaciones de los diferentes vehículos y el peatón en la ciudad”.

En esta fase lo que se va a hacer es reducir la velocidad a un máximo de 20 kilómetros por hora en las calles interiores de todos los barrios de extramuros de la capital gaditana.

Tal y como ha explicado este viernes Martín Vila tras la Junta de Gobierno Local, esta iniciativa viene de los cambios introducidos en la Ordenanza Municipal de Circulación por la que se le daba cabida a la bicicleta y a los patinetes eléctricos como vehículos de movilidad personal. A todos ellos se les autorizaba precisamente a poder circular tanto por los carriles bici como por aquellas vías en los que la velocidad no superara los 20 kilómetros por hora, como así va a ocurrir en todas estas calles interiores de los barrios de extramuros.

Martín Vila considera que con esta iniciativa se consigue, por un lado, “calmar el tráfico en los barrios de la ciudad, reducir la contaminación acústica y ambiental y también incrementar la seguridad del peatón”.

La señalización final y definitiva debe contemplar la ronda de circunvalación del casco histórico, entre otras actuaciones, que se prevé hacer en una segunda fase de señalización.

La segunda de las iniciativas, tal y como ha explicado Martín Vila, consiste en el aprobación del pliego de cláusulas administrativas correspondiente a la licitación del contrato de obras de suministro e instalación de cámaras o sensores para el control del acceso de tráfico y preferencia peatonal en el Paseo Marítimo, en el tramo desde la glorieta Ingeniero La Cierva a la glorieta Cortadura, y también en el acceso al Mercado. El presupuesto máximo de licitación asciende a 108.607 euros.

De este modo, cada una de las vías perpendiculares que dan al Paseo Marítimo estarán controladas por estas cámaras que leen las matrículas para que sirvan como elemento disuasorio para aquellos que no tienen permiso para circular por un lugar con preferencia peatonal, es decir, los residentes que tengan garaje o aquellos que vayan a realizar servicios esenciales.

Vila destacó que los estudios que tienen es que desde que se pudiera en marcha la plataforma única en esta zona del Paseo, el tráfico a motor ha descendido de una manera drástica. El estudio que se hizo en febrero señalaba que al día pasaban unas 700 bicicletas por 300 coches o motos. Asimismo, se congratuló de que hay también negocios que han abierto sus puertas “sobre todo en la zona más lejana a la llamada milla de oro”.

Estos sensores se unen a los que ya están funcionando en la plaza de Fray Félix y en el de la plaza de San Francisco y los tres que están en camino para Argüelles, Rubio y Díaz y Buenos Aires.

La tercera de las actuaciones es la adjudicación del contrato para la obras de señalización horizontal en la ciudad de Cádiz. A este procedimiento han concurrido ocho empresas, y se le ha adjudicado dicho contrato a Serovial, S.L., que presentó una oferta económica de 10.681 euros. El plazo de ejecución del que dispone la empresa para desarrollar su trabajo es de cuatro meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios