Elecciones generales 10-N | Cádiz Análisis político entre papas y berenjenas

  • A los improvisados tertulianos de un puesto del Mercado Central les preocupa el futuro de España

Tertulia política improvisada ante un puesto de frutas del Mercado Central. Tertulia política improvisada ante un puesto de frutas del Mercado Central.

Tertulia política improvisada ante un puesto de frutas del Mercado Central. / Lourdes de Vicente

En cada puesto, una tertulia. El pueblo compra carne, huevos, pescado o fruta mientras habla de política. A los clientes de la frutería Sonia, en el Mercado Central, les cuesta arrancar, pero basta muy poco para encender la mecha. Después de unos nuevos comicios en los que poco se ha aclarado la cosa está calentita. La improvisada tertulia se cimenta en el hastío de la ciudadanía. Preocupa, y mucho, la situación del país y su futuro. “La cosa está peor que antes y los pactos, más complicados”, dice Ramón. “A Pedro Sánchez le ha salido la jugada fatal”, apunta José Manuel. Este último cree que no habrá nuevas elecciones después de las del 10-N, pero pide un cambio en la ley electoral “porque nuestros votos no valen como los de los vascos o los catalanes”.

Para Antonio Vida el panorama es “chungo” o “peor que antes”, porque las elecciones del pasado domingo “no han servido para mucho”. A su juicio “hay muchos partidos y pocos acuerdos” y no ve otra solución para Pedro Sánchez que pactar con los separatistas para formar gobierno.

Juan Estévez, de 74 años, explica que el embrollo podría haberse aclarado en las elecciones de abril. “Ciudadanos metió la pata y debió hacer coalición con el PSOE. Ese ha sido su fracaso y de camino, el del PSOE”. La debacle de Ciudadanos y la dimisión de Albert Rivera suscita un debate aparte mientras las bolsas se llenan de papas, berenjenas y plátanos. Ramón retoma su participación para asegurar que el ya ex dirigente de la formación naranja “ha recibido un castigo excesivo. Es uno de los pocos políticos con principios”. Según Antonio Vidal “ha sido un buen palo para un partido que no ha tenido las ideas muy claras. Ahora sí, ahora no... Eso sí, Rivera ha tenido el valor de dimitir. Eso es raro en España”.

Estévez recupera la palabra para decir que está preocupado por el auge de la ultraderecha. “Han votado a VOX muchos jóvenes que no han vivido la dictadura y no son conscientes de lo que están votando”, afirma. Le inquieta esto “y que la izquierda no dialogue”. Pero reconoce que el partido que lidera Santiago Abascal “ha metido el dedo en la llaga de algunas realidades”. En general, “se está perdiendo la ilusión de la gente” y para los políticos “están antes las siglas que los ciudadanos”. A esta crítica se suma María Sánchez con un rotundo “todos quieren subir al poder, forrarse y jubilarse bien”. Afirma que ha votado en blanco porque no se fía “de ninguno”. Y es que, según argumenta, “cada vez se tiene menos ganas de votar”.

Una mujer que prefiere no dar su nombre dice que “nos vamos a enterar de lo que vale un peine con el gobierno Frankenstein si el PSOE no se pone de acuerdo con el PP”. Según esta cliente del puesto de Sonia “vamos a la ruina”. Y advierte que “el dinero tiene alas y se va volando”. A su lado, Manoli asevera que “la juventud no se mueve, y cuando se mueve lo destroza todo”. Otra mujer, dos números después, parece cerra el debate. “Yo de política y de fútbol no hablo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios