Cádiz

Adiós a los últimos restos del siglo XIX en el viario de Puerta Tierra

  • Los históricos bolos que aún quedaban en el barrio de San José ya han sido sustituido por piezas de estilo más moderno

Los nuevos adoquines en la calle San Bartolomé, en los Chinchorros.

Los nuevos adoquines en la calle San Bartolomé, en los Chinchorros. / Jesús Marín

El avance de las obras en el Conjunto Residencial Nuevo San José, que afecta a buena parte de lo que quedaba por urbanizar del polígono San Juan Bautista (popularmente conocido como los Chinchorros), se ha llevado por delante los histórico bolos y losas de Tarifa de la calle San Bartolomé, los últimos que quedaban en uso en el viejo barrio del siglo XIX de Puerta Tierra.

La empresa promotora está ya trabajando en la urbanización de esta calle. Afortunadamente tras retirar los bolos no los ha sustituido por el asfaltado habitual en extramuros ni por su enlosado. Se ha optado en esta ocasión por adoquines de corte cuadrado que permite, por lo menos, mantener en la vía un estilo más cuidado y cercano a lo que fue en su día.

Los nuevos adoquines conforman una plataforma única, por cuanto esta calle es muy estrecha y mantiene en uno de sus laterales, frente al nuevo edificio de viviendas, una parte de las viejas construcciones de San José de hace dos siglos y habitadas fundamentalmente por pescadores. Junto a algunas casas en la cercana avenida de Portugal, son los últimos restos de edificaciones de una sola planta que quedan en la ciudad.

La eliminación de los bolos centenarios no supone, por lo menos a priori, su desaparición. En su momento el Ayuntamiento indicó que se había ordenado a la constructora que los trasladasen a las naves de la concejalía de Mantenimiento Urbano para su reutilización cuando se construya el parque en el solar del cementerio de San José.

A la vez, se está trabajando en la calle Marqués de Cropani. Esta vía ha pasado de ser una de las más estrechas de la ciudad a una de las más amplias, con estacionamiento en las dos aceras y un acerado muy amplio, con arbolado incluido. Se está trabajando ahora en la conexión con la Avenida, a la vez se ha construido una vía peatonal que conecta con el patio interior del conjunto residencial.

En esta calle el Ayuntamiento, a través de Procasa, tiene previsto levantar un edificio de viviendas públicas, con aparcamiento subterráneo y locales comerciales. Quedará por terminar la pastilla con otra edificación de pisos de renta libre en la esquina más cercana al cementerio. Toda esta zona se está urbanizando a un ritmo muy lento.

Estado ruinoso de las antiguas construcciones. Estado ruinoso de las antiguas construcciones.

Estado ruinoso de las antiguas construcciones. / Jesús Marín

El Plan de Ordenación Urbana incluye desde hace décadas el proyecto de construcción de un bulevar para conectar la Avenida con la entrada principal del futuro parque que sustituirá al cementerio de San José. Este pequeño paseo ocupará, si alguna vez se ejecuta, las últimas construcciones que siguen en pie del Polígono de San Juan Bautista. Algunas de esas casas siguen habitadas, pero otras, sin embargo, ofrecen una imagen de auténtica ruina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios