Cádiz

Adif inicia los pasos para desalojar el parking de la estación

  • La empresa que lo explota ya está comunicando a algunos abonados que van a ser dados de baja el 31 de marzo porque el Ayuntamiento recuperará la parcela

El aparcamiento de Adif junto a la estación de trenes de Cádiz. El aparcamiento de Adif junto a la estación de trenes de Cádiz.

El aparcamiento de Adif junto a la estación de trenes de Cádiz. / julio gonzález

Comentarios 7

Adif ha iniciado el proceso de desalojo del aparcamiento que tiene junto a la estación de trenes y que alberga ahora mismo a 400 plazas. De momento, el paso inicial es el envío de unos escritos por parte de la empresa que explota este parking, Saba, a los clientes del mismo en el que se le informa que el Ayuntamiento de Cádiz ha rescatado una parcela que le tenía cedida a Adif por lo que se va a producir la pérdida en la gestión de determinados estacionamientos.

En la carta que se está enviando a los abonados se le explica que ante la reducción de plazas que se va a producir en el futuro aplican el criterio de la antigüedad en la fecha de alta de los abonados para mantener su plaza. De hecho, en la misiva ya se les dice si van a continuar como abonados o se les da de baja. La fecha en la que se les ha comunicado que van a ser dados de baja es el próximo 31 de marzo. Un día después, el 1 de abril, los que seguirán disfrutando de su plaza van a sufrir una subida de un 1,1% en el precio mensual.

En las cartas que se les han enviado a los que van a ser dados de baja, Saba les explica que están intentando posponer el plazo de entrega de la parcela afectada y, a la vez, que se están tratando de buscar alternativas de aparcamiento para que puedan seguir prestándole el servicio.

En la mañana de ayer algunos usuarios se pusieron en contacto con este periódico mostrando su malestar por la pérdida del abono.

El terreno que va a recuperar el Ayuntamiento es el correspondiente a la estación de autobuses provisional que ya no tiene uso desde que se abriera hace unos meses la definitiva; la zona con vegetación donde está la antigua casa del guarda de la estación y, por último, la superficie del aparcamiento.

Eso sí, para procederse al traslado Adif deberá acometer el acondicionamiento de la zona donde ahora va a estar su zona de aparcamiento, que está situado al otro lado de la estación de 1905, ya lindando con la Carretera Industrial. Allí se espera que se pueda albergar unas 200 plazas. No obstante, en el proyecto original estaba la conservación de un carril para poder descargar viajeros y también para el hotel que está previsto encima del vestíbulo de la estación, que más de una década después, aún permanece cerrado.

En la zona que ahora recupera el Ayuntamiento está prevista una amplia zona verde para la que el Ayuntamiento ya cuenta incluso con un anteproyecto. Esto vendría acompañado de la rehabilitación del lienzo de muralla que se encuentra muy deteriorado, y en el futuro también se quiere acondicionar el aparcamiento que ahora mismo explota Emasa en la Cuesta de las Calesas en la parte superior de la muralla y que se convertiría en una especie de mirador.

A pesar de la pérdida de plazas que perdería Adif, no habría una disminución de las mismas en el entorno. Así, la Empresa Municipal de Aparcamientos (Emasa) aprobó hace unos días el proyecto técnico para sacar a concurso las obras de adaptación de solares y accesos en la carretera de Astilleros para aparcamientos provisionales.

Los dos serán en superficie y el primero de ellos ocupará una parcela de 5.774 metros cuadrados que es propiedad de la Autoridad Portuaria. Esta está situada en el interior del Muelle Pesquero en la parte más cercana a la plaza de Sevilla. Tendrá una capacidad para 140 vehículos y será explotado por Emasa tanto para los vehículos en rotación como para los abonados.

El segundo aparcamiento se ejecutará en una parcela propiedad municipal de 7.500 metros cuadrados, situada en el lateral de la estación de Adif, entre la plaza de Sevilla y la nueva estación de autobuses. Precisamente, esta zona está siendo utilizada actualmente como aparcamiento pero en condiciones muy precarias con el piso de tierra y sin control alguno. Una vez urbanizada, el nuevo aparcamiento tendrá una capacidad para 300 vehículos y funcionará como estacionamiento regulado, es decir, con zona azul para coches en rotación y zona naranja para residentes de barrios cercanos. Emasa espera que los nuevos aparcamientos puedan entrar en servicio para el mes de agosto de este año.

El convenio de la plaza de Sevilla está realizado a tres bandas entre Adif, el Ayuntamiento de Cádiz y la Junta de Andalucía y la llegada de la crisis y los cambios originales con los aprovechamientos urbanísticos, hizo que se tuviera que replantear casi toda la operación. Una de las cosas que se ha cambiado es que el Ayuntamiento se quedaba con la parcela destinada a edificio administrativo para cederlo y que se haga la Comisaría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios