Ayuntamiento de Cádiz

La APDHA pide una moratoria para las licencias de pisos turísticos

  • La entidad presenta sus alegaciones al Plan Municipal de Vivienda, entre las que pide que se haga una revisión a fondo del PGOU

Los miembros de la Plataforma por una Vivienda Digna, en una de sus movilizaciones. Los miembros de la Plataforma por una Vivienda Digna, en una de sus movilizaciones.

Los miembros de la Plataforma por una Vivienda Digna, en una de sus movilizaciones. / Jesús Marín

Comentarios 4

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado una serie de alegaciones al Plan Municipal de Vivienda, entre las que se encuentra que se haga una moratoria en la concesión de licencias para los pisos turísticos en tanto y en cuanto no se hace una ordenanza municipal sobre este asunto. Otra de las peticiones de esta entidad es que se haga una revisión profunda del Plan General de Ordenación Urbana porque con el actual no es posible abordar los problemas de vivienda en la capital gaditana y una depuración del actual Registro de Demandante de Viviendas.

Rafael Lara y Eladio García ejercieron como portavoces de la APDHA para explicar las ocho alegaciones presentadas. Aunque consideran que se han hecho avances y se han tomado algunas decisiones interesantes “los problemas estructurales y la imposibilidad de acceso cabal del derecho a una vivienda digna en Cádiz se eterniza sin que apenas se haya avanzado en la última década”.

Lara y García afirman “se ha mejorado sensiblemente” el plan con respecto al que había en 2015 “que estaba hecho para expulsar a los que no podían acceder a una vivienda y con fines propagandísticos”, pero señalan que sigue siendo insuficiente.

La primera de las alegaciones corresponde al Registro de Demandantes de Vivienda Protegida, donde la cifra en Cádiz, 7.185, es muy superior a la de las poblaciones vecinas y supone el 10,86% de toda la demanda andaluza. Hay un dato que es tremendo y es que el 62,20% de las inscripciones corresponde a familias que tienen unos ingresos menores a una vez el IPREM.

A la APDHA esta desproporción le hace pensar que es precisa una depuración del registro para conocer la demanda real de la vivienda.

Otra de las alegaciones es la de que se priorice en el plan a los colectivos sociales más vulnerables. Para ello creen que debería figurar en el plan una relación cuantificada de los casos o familias en situaciones de emergencia habitacional para que exista una referencia clara donde deben encauzarse principalmente los trabajos.

Uno de los temas donde más se incide es en la eliminación de la infravivienda. Las cifras sobre el número que hay actualmente en la capital es confuso, Se sabe que son unos 50 edificios y entre 350 y 450 pisos. La APDHA cree que es imprescindible de que además de que la Junta se encargue de su eliminación, este trabajo también se aborde por parte del Ayuntamiento, valiéndose del Plan Andaluz.

Respecto a las viviendas deshabitadas hablaron del palo y la zanahoria, es decir, la política de incentivos por un lado y la de medidas punitivas por el otro para tratar de rescatar el mayor número de viviendas posibles. Por ejemplo, Eladio García se refirió al caso del País Vasco donde existe la posibilidad de expropiar una vivienda que lleve dos años vacía.

En las viviendas turísticas lo que piden es que se lleve a cabo lo que ya se está haciendo en otros lugares y es que se produzca una moratoria de nuevas licencias municipales para este menester hasta que no se completen los estudios y no se redacte la Ordenanza de Viviendas de Uso Turístico y de posibles propuestas de otras administraciones.

Por último estiman que se debe hacer una revisión global del PGOU más que hacer modificaciones puntuales. Así, a pesar de poner en marcha todas las medidas que apuntan, “se evidenciaría la incapacidad de absorber la demanda en el municipio de Cádiz”, por lo que la revisión ha de hacerse en el marco de un plan territorial que coja toda la Bahía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios