DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Bicentenario

Una tesis sobre el Hospital de la Segunda Aguada

  • El historiador gaditano Francisco Javier Ramírez defiende un trabajo sobre la importancia de este centro sanitario en la época de las epideminas y la Guerra de la Independencia

Durante los periodos de epidemias que sufrió Cádiz a finales del siglo XVIII y principios del XIX, se abrieron en la ciudad diversos hospitales provisionales, la mayoría con poco personal, como los que se establecieron en el Castillo de Santa Catalina, en San Sebastián o en el Baluarte. Pero hubo uno, el Real Hospital de la Segunda Aguada, que permaneció durante 60 años, llegando a albergar hasta 854 camas y a tener cierta relevancia en el entramado sanitario de la ciudad en ese momento, según el historiador Francisco Javier Ramírez, quien defendió recientemente su tesis doctoral sobre este centro hospitalario gaditano.

En su trabajo, dirigido por el catedrático de Historia Contemporánea de la UCA, Alberto Ramos, y el catedrático de Historia de la Enfermería de la UCA, Francisco Herrera, trata la vida del hospital y las enfermedades que se trataron en él.

Francisco Javier Ramírez explica que el Real Hospital de la Segunda Aguada coincide "con el periodo más convulso de la historia de Cádiz". Fue fundado en 1793 por la Armada Española y el último uso del que se tiene constancia como hospital es durante la epidemia de cólera morbo de 1854. "A pesar de su carácter provisional estuvo en funcionamiento tanto tiempo porque las constantes epidemias, la Batalla de Trafalgar y la Guerra de la Independencia impedían que se pudiera cerrar", expresa el historiador, quien cuenta que durante la Batalla de Trafalgar albergó a marinos franceses, que entonces eran aliados de España, y en la Guerra de la Independencia, se convirtió en hospital-prisión acogiendo a los prisioneros franceses e incluso empleando a algunos de ellos como médicos.

Francisco Javier Ramírez afirma que ha dedicado tres años a documentarse sobre el tema, acudiendo al Archivo General de la Marina Álvaro de Bazán, situado en Viso del Marqués (Ciudad Real). Asegura que su tesis aporta datos inéditos de la Guerra de la Independencia y de la Batalla de Trafalgar.

Relata que decidió abordar en su tesis el Real Hospital de la Segunda Aguada porque "me interesaba ese periodo histórico a nivel sanitario y en bibliografía de la época encontré varias referencias a la existencia de ese centro sanitario. Luego encontré un plano cartográfico de 1810 con un hito que ponía 'Hospital' en el lugar en el que ahora está la Segunda Aguada. Alberto Ramos me animó a ahondar en este tema, del que se sabía muy poco".

El hospital se encontraba en un lugar en el que hoy hay una plaza a la que se le ha dado su nombre. Gracias a la aportación de este historiador y a la asociación de vecinos de Segunda Aguada, hay un proyecto de levantar allí un monolito con parte de los restos hallados de este hospital y una placa con una reseña histórica. "Pero se está esperando a que mejore la situación económica para llevarlo a cabo", apunta el doctor en Historia.

Francisco Javier Ramírez agradece la labor de la AVV y el interés que ha manifestado antes su tesis con la intención de mostrar a la gente de su barrio la historia del entorno en el que viven.

03153017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios