Bicentenario

"Todo ha salido de la voluntad y recursos de los gaditanos"

  • Teófila Martínez destaca el éxito de Cádiz con la Cumbre, aunque lamenta la falta de apoyos de otras administraciones. Apuesta por el desarrollo económico siendo conexión entre Europa y América

Comentarios 39

"Cádiz ciudad no tiene aristas en Iberoamérica. Es admirada por todos que la consideran una ciudad de acogida donde nadie es extraño. Y este es un valor importante que es cierto que no genera trabajo ni para hoy ni para mañana pero que necesitamos para que la ciudad esté bien situada de cara a su propio desarrollo futuro".

Teófila Martínez está sentada en uno de los restaurantes de la plaza de San Juan de Dios. Se toma un café con leche, con poco café, y un pequeño bocadillo mientras conversa con Diario de Cádiz. Acaba de despedir a la comitiva formada por la Reina doña Sofía y varias de las primeras damas iberoamericanas que se dirigen a Jerez de la Frontera tras darse una exitosa vuelta por la capital. Se ha reunido, también, con una comisión de ayuntamientos chilenos para seguir estrechando relaciones con los pueblos americanos, como viene haciendo desde que se puso en marcha la idea de conmemorar el bicentenario de la Constitución de 1812. Antes de seguir con una intensa jornada realiza una primera reflexión, casi de urgencia, sobre cómo se ha desarrollado la Cumbre, lo que ha supuesto para Cádiz y, sobre todo, los objetivos que se marca a partir de ahora para la ciudad.

"La Cumbre se ha celebrado en un magnífico clima de diálogo entre todos los representantes. Ya todas las reuniones previas fueron muy fructíferas mientras que los presidentes y presidentas han estado muy interesados en llegar a acuerdos que se puedan desarrollar. Se ha visto que es esencial la conexión entre América y Europa y el papel que en ello deben de tener España y Portugal, especialmente porque todo el mundo es consciente de la oportunidad de América con Europa", analiza Martínez que, centrada en la visión más ciudadana destaca que "la gente (que ha participado en la Cumbre) ha estado muy feliz en Cádiz. Doscientos años después de la redacción de la Constitución de Cádiz todos han asumido que aquí se debían sentar las bases de futuro de una política común".

Y es esta Constitución, la propia situación física de Cádiz, su propia conexión histórica que se cuenta por siglos con los pueblos americanos, la que le sitúa en un lugar privilegiado. Era por ello evidente que un encuentro de este calado, con esta visión de "nuevas relaciones", "sólo podía celebrarse en Cádiz. Otro sitio era imposible, hasta el punto que los propios dirigentes de la Unión Europea han elegido nuestra ciudad para hablar sobre este proceso". Y no es una frase de autocomplacencia. Quienes aquí han estado y hablado han puesto sobre la mesa el histórico punto de encuentro entre las dos culturas que ha sido siempre Cádiz y más desde hace apenas una décadas.

"Cádiz ha respondido muy bien ante la organización de este evento", menciona satisfecha la alcaldesa. "Se ha comprobado que los equipamientos existentes pueden albergar cualquier tipo de acontecimiento. El Palacio de Congresos, la Estación, el Teatro Falla, la Casa de Iberoamérica. Nos hemos empeñado, hemos trabajado duro en estos años y hemos conseguido hacer un evento del más alto nivel. Muchos decían que era una ciudad muy pequeña y rodeada por mar y que eso era inseguro. Pues han visto que no. Además, de lo que aquí celebrado se ha beneficiado toda la Bahía".

¿Y ahora qué? Porque cada vez que Cádiz sale airosa de un gran evento siempre queda la pregunta de cómo se aprovecha el éxito obtenido. Por lo pronto Martínez tiene claro que, a pesar de la crisis económica, "hay que rentabilizar al máximo el impulso cultural. Hemos demostrado que somos capaces de organizar eventos de primer orden con pocos recursos". Además, la cultura ha abierto a la ciudad muchas puertas en Iberoamérica esenciales para sacar adelante buena parte de la programación del Doce cuando aquí, en España, "nadie, absolutamente nadie nos ha ayudado", se lamenta la alcaldesa: "Todo ha salido de la voluntad y de los recursos de los gaditanos".

"Esta brecha que hemos abierto debe ser uno de nuestros grandes atractivos", concluye dejando caer la esperanza que, a partir de ahora, el resto de las administraciones, sea del color que sean, sí se acuerden de la ciudad.

Y junto a ello, la apuesta económica, tan necesaria para reducir las elevadas tasas de desempleo que soporta la ciudad y la provincia. Aquí, dice, "necesitamos hacer un esfuerzo de imaginación en tiempos de pocos recursos". Pero para Martínez está muy claro el rumbo a seguir.

"Ya estoy trabajando desde hace un tiempo en la apuesta por la creación de un triángulo que una Cádiz, Jerez y el Campo de Gibraltar convirtiéndolo en la mayor zona logística del sur de Europa. Este es el puerto de entrada y salida para tres continentes". Menciona el largo listado de potencialidades económicas, sociales, turísticas... de la provincia que, sin embargo, no han evitado alcanzar cifras tan dramáticas de desempleo. Y reclama por ello una sentada para reflexionar qué está fallando y cuáles son los pasos correctos a realizar.

"Ya he contactado con Jerez, con el Campo de Gibraltar, con la Zona Franca y con representantes de la Unión Europea, porque tengo claro que es nuestra única salida. Desde Cádiz vamos a impulsar este proyecto", adelanta. Un primer paso será un inminente encuentro en Panamá sobre las grandes zonas portuarias.

"No nos podemos quedar parados, viendo pasar por delante todas las oportunidades de futuro". Y lanza un mensaje claro y rotundo a Madrid y Sevilla: "Gobierne quien gobierne, nos van a tener que ayudar. Porque eso es crear empleo". Y en Cádiz y su provincia es la primera necesidad.

03153017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios