Andalucía

"Si pillásemos a los diputados por sorpresa en un control de cannabis nos íbamos a reír un rato"

  • El parlamentario de Podemos Juan Moreno Yagüe defiende dispensarios públicos para las drogas

El diputado de Podemos y vicepresidente tercero del Parlamento andaluz, Juan Ignacio Moreno Yagüe, se ha mostrado convencido de que "si pillásemos a todos los diputados, un día por sorpresa, y les hiciéramos pruebas sobre consumo de cannabis, con precisión de unos meses, nos íbamos a reír un rato". Así se ha pronunciado el diputado de la formación morada en una entrevista realizada por Cannabis Magazine, que ha sido difundida por el propio parlamentario a través de su cuenta personal de Twitter. Moreno Yagüe considera que no tiene "ningún problema" en tratar el asunto del cannabis porque "lo conozco en profundidad". "He sido un consumidor, durante muchos años, y no tengo ningún problema con ello", admite.

El vicepresidente tercero del Parlamento asegura que la organización en Madrid no le ha dado prioridad a este asunto -la legalización del cannabis- porque "no se consideró una prioridad teniendo en cuenta la emergencia en otras áreas. Según Moreno Yagüe, el votante promedio de su partido "no percibe la droga como un problema grave". El dirigente de Podemos sostiene que la sociedad española sabe que lo que no ha funcionado "es la prohibición". "El votante de Podemos no tiene miedo y, sobre todo, exige mucho más que el resto: no le vale lo que han contado hasta ahora", dice.

"¿Alguna vez me dicen: ¿es que tú quieres que le vendan droga a tus hijos en la puerta del colegio? No, claro. ¿Tú eres tonto o piensas que yo lo soy yo? ¡Eso ya pasa!", afirma Moreno Yagüe, que lo que quiere para sus hijos es que "cuando crucen la puerta del colegio o instituto reciban información para que sepan con seguridad qué tienen delante y las consecuencias que tienen todo abuso (drogas, televisión, móvil o consola), de manera que si van a hacer algo, sean conscientes de lo que van a hacer".

El diputado de Podemos denuncia "cobardía, mentiras e hipocresía. Si pillásemos a todos los diputados, un día por sorpresa y les hiciéramos pruebas de drogas en sus cuerpos, con precisión de unos meses, nos íbamos a reír un rato". En su opinión, la idea sería comenzar a facilitar la distribución y adquisición de las sustancias en dispensarios públicos "con toda la protección de la intimidad posible y con dos garantías: control sobre pureza y calidad del producto, y que su coste para el público haga inviable la rentabilidad de un mercado negro, ya que sin prohibición el coste de producción es mínimo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios