COAC 2023 Cuartos de final: ¿Quién canta hoy miércoles 8 en el Falla? Tercera sesión

Siniestros

Andalucía es la región con más muertes por incendios en viviendas

Estado en el que ha quedado el piso incendiado en Huelva, en el que han muerto tres jóvenes

Estado en el que ha quedado el piso incendiado en Huelva, en el que han muerto tres jóvenes / Rafa del Barrio

En menos de 24 horas se han producido dos aparatosos incendios en sendas viviendas de Andalucía que han provocado la muerte de tres jóvenes universitarios en Huelva y 15 heridos en Sevilla, cinco de ellos menores de edad. Ambos siniestros están siendo aún investigado, pero los primeros indicios apuntan a que el origen del fuego pudo estar en un brasero o estufa en los dos casos.

Andalucía encara estos días una de las semanas más frías del año. La bajada de las temperaturas se ha hecho esperar este invierno, pero la ola polar que ha sacudido al país estas semanas ha llevado a muchos andaluces a encender las calefacciones y las chimeneas y a buscar alternativas más tradicionales y económicas, que en muchas ocasiones acaban siendo también más peligrosas. La subida del precio del gas y la electricidad ha devuelto a las casas los braseros, que, si no se usan adecuadamente, pueden provocar un incendio o una intoxicación por monóxido.

En 2021 fallecieron en España 204 personas víctimas de un incendios. De ellas, 152 murieron en su propia vivienda, lo que representa un incremento de más de un 20% respecto al año anterior. Se trata de la cifra más alta desde 2010, según datos del último informe anual Víctimas de Incendios en España elaborado por Fundación Mapfre junto con la Asociación Profesional de Bomberos. De los incendios en viviendas que causan muertes, los productores de calor como los braseros, calefactores o estufas eléctricas son los principales causantes. En concreto, la causa principal de fallecimiento, confirmada en 2 de cada 3 muertos, es la intoxicación por humo y/o gases tóxicos derivados del fuego. Además, el riesgo de morir de las personas que viven solas frente a las que lo hacen acompañadas se multiplicó por 5 en 2021.

Andalucía encabeza la tabla de víctimas mortales totales en 2021. Las 56 personas fallecidas enincendios en el pasado ejercicio (el 27% del total nacional), colocan a la región muy por encima delas demás, sobre todo, si se comparan con comunidades de un número y densidad de poblaciónequiparables. Cataluña y la Comunidad Valenciana ocupan el segundo y tercer lugar, con 42 y 17 muertes, respectivamente.

Las personas mayores son el sector de población más vulnerable y delicado. En concreto, 95 de los 204 fallecimiento en incendios corresponden a personas entre 65 y 94 años, siendo el tramo de 85 a 89 años, con 25 víctimas, el que registró la cifra más alta. En lo que se refiere al sexo de las víctimas, siempre sobre las cifras totales, el porcentaje de varones-mujeres sigue en la línea de años anteriores, con un 67% para los primeros y un 33% para las segundas.

Principales causas de los fallecimientos

Siguiendo la pauta habitual de resultados del Estudio de Víctimas de Incendio de Mapfre desde su primera edición, en el año 2021 los muertos en los meses fríos (otoño-invierno) superan notablemente a los delperiodo más cálido: el 57% de los fallecidos (117 víctimas sobre 204) lo fueron en los meses de eneroa marzo y de octubre a diciembre. En concreto, enero y marzo fueron los meses con mayor número de siniestros.

El número de fallecidos en estos meses deja claro que la mortalidad por incendios está directamente relacionada con las bajas temperaturas y el uso de los sistemas de calefacción. Igualmente, los fallecidos son más numerosos en las horas de sueño y de descanso, que en horario diurno, con el 51% de las muertes entre las 20:00 y las 08:00 horas.

Como casi cada año desde el inicio de este estudio, la causa que ha provocado el fallecimiento delmayor porcentaje de víctimas es la intoxicación o inhalación de humos o gases tóxicos: 129 personas(prácticamente el 63,2% de las víctimas mortales).Este dato, cruzado con el de las franjas horarias, confirma que muchas de las víctimas murieron sin ni siquiera ver el fuego, probablemente sin saber ni siquiera que había un incendio. Las quemaduras ocupan el segundo puesto en las causas de muerte en incendio, con el 27,5% del total.

En cuanto al lugar de origen del incendio, el salón se erige como el lugar más peligroso de la casa, ya que aquí es donde se inician más de la mitad de los fuegos con víctimas mortales. El segundo foco es eldormitorio, con el 34%, y la cocina, el tercero (11,4%).

Según este estudio de Mapfre, los principales causantes de los incendios en viviendas en los que se han producido fallecidos vuelven a ser este año los aparatos o elementos productores de calor: 31 muertos(39,7% de los fallecidos en vivienda). El segundo motivo de causa de incendios fue la electricidad, con13 fallecidos confirmados, un 16,7% de los siniestros con víctimas mortales en 2021.

"Teniendo en cuenta todos estos datos, vuelve a ponerse de manifiesto que se considera imprescindibleuna política que, sin descartar la obligatoriedad al menos para viviendas de nueva construcción, fomente la colocación de sistemas de detección de humo en casas particulares, apoyando cualquier iniciativa legislativa que nos equipare en cuanto a la instalación de detectores y/o rociadores a los países de nuestro entorno como Francia o Gran Bretaña, donde dichos aparatos son obligatorios", destaca el informe.

Recomendaciones para evitar incendios en las viviendas

Dos de cada tres muertos en los incendios de viviendas fallecen por inhalación de monóxido de carbono. Este gas también es conocido como el calor negro, ya que es generado por las chimeneas, estufas o braseros que, si no reciben el uso que deben, pueden producir una mala combustión que puede ser mortal.

Se debe evitar el uso de aparatos alternativos para calentar las casas o cocinar, especialmente si son de exterior como hornillos o barbacoas. Si se utilizan chimeneas, estufas o braseros que puede producir una mala combustión, es recomendable mantener las estancias ventiladas y nunca introducir estos elementos en el dormitorio.

Los calefactores eléctricos consumen mucha potencia y deben conectarse directamente a la toma de red de la pared en lugar de hacerlo conectado a una regleta. El riesgo de incendio por sobrecalentamiento y cortocircuito aumenta en las instalaciones antiguas sin los actuales sistemas de protección y en instalaciones defectuosas o manipuladas por personal no especializado. En cualquier caso, se deben utilizar regletas homologadas y evitar sobrecargarlas. 

Todo aparato generador de calor, tanto eléctrico como de combustión, supone un riesgo importante de incendio por contacto accidental con cualquier material combustible, por lo que es necesario evitar poner ropa húmeda que se quiera secar sobre estos y mantener cortinas, alfombras o cualquier otro tipo de material que pueda arder fácilmente alejados como mínimo a un metro de distancia de la fuente de calor.

Otros consejos son limpiar una vez al año el conducto de las chimeneas y utilizar siempre leña seca; evitar fuentes de calor directas sobre material fácilmente combustible; mantener las estancias ventiladas; no descuidar nunca los aparatos mientras estén funcionado; y desconectar todos los aparatos cuando nos vayamos a dormir.

Hacerse con un detector de humo es una ayuda muy útil, ya que el pitido nos despertará si en casa se está produciendo un incendio.

Qué hacer en caso de incendio

En caso de incendio, lo primero que hay que hacer es comprobar si el fuego afecta a una planta superior o inferior a la que ocupamos en ese momento. Si ocurre en una planta superior, se debe bajar a pie (si no hay humo en la escalera) y salir a la calle. Si el incendio está en la planta inferior, lo mejor es permanecer donde nos encontramos, colocar toallas y ropa húmeda bajo la puerta para evitar la entrada de humo y acercarnos a una ventana para ser vistos y que puedan rescatarnos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios