Fátima Báñez. ministra de empleo y seguridad social

"Que nadie nos pida desandar el camino por motivos sólo ideológicos"

  • La política onubense afirma que esta va a ser la legislatura del diálogo y se muestra dispuesta a revisar la reforma laboral

  • Lanza un mensaje de calma para los pensionistas

Fátima Báñez, en los jardines de la Casa Colón de Huelva. Fátima Báñez, en los jardines de la Casa Colón de Huelva.

Fátima Báñez, en los jardines de la Casa Colón de Huelva. / A. Domínguez

-hablamos de una legislatura de diálogo y los sindicatos ya le han convocado una manifestación para el día 18.

-Tengo un profundo respeto por los que ejercen su derecho constitucional a manifestarse libremente. Pero hoy y mañana este Gobierno responderá a cada manifestación con diálogo. Y ya estamos dialogando. Rajoy ha impulsado ya mesas de trabajo con los interlocutores sociales sobre salario mínimo, sobre calidad en el empleo y sobre el fortalecimiento del sistema público de pensiones.

-Rajoy parece dispuesto a modificar gran parte de su capacidad legislativa, lo ha demostrado con la Lomce. Sin embargo, la política económica no parece entrar en ese paquete y el mantenimiento de todo el equipo económico en el Gobierno pese a las fuertes críticas recibidas podría ser interpretado como un desafío y una declaración de intenciones poco proclive a cambios.

-Ésta va a ser la legislatura del diálogo, el pacto y el compromiso. Tenemos una oportunidad histórica para alcanzar grandes consensos para España. Se trata de buscar acuerdos sobre lo que nos une para cambiar lo que no funciona y mejorar lo que sea susceptible de ser mejorado. En economía y en cualquier otro área. Ahora bien, que nadie nos pida desandar el camino por motivos sólo ideológicos. Algo bueno habrá hecho el Gobierno cuando nuestro país ha pasado de ser, el que más paro aportaba de Europa en 2011, a liderar el crecimiento del empleo. La mitad de las personas que abandonan hoy el desempleo en la Zona Euro son españoles.

-¿Hasta dónde está dispuesto el Gobierno a retocar su reforma laboral?

-Estamos dispuestos a mejorar todo lo que se puede mejorar, especialmente si viene avalado por el acuerdo entre los agentes sociales, pero sin comprometer los fundamentos que permiten generar 500.000 empleos al año y liderar la reducción de paro de Europa.

-Sus tres objetivos en esta legislatura son los 20 millones de ocupados, el empleo de calidad y el mantenimiento del sistema de pensiones. La primera parte parece que es la menos difícil tal y como van las cosas.

-Podemos llegar a los 20 millones de empleos al concluir la legislatura si mantenemos el rumbo de lo que estamos haciendo cada año. Ya hemos recuperado la mitad del empleo destruido durante la crisis, 1.660.000 puestos de trabajo. Porque no hay que olvidar que la primera condición para garantizar la calidad en el empleo es tener un empleo. Y la garantía del sistema de pensiones es el empleo. Queda mucho por hacer, por supuesto, y vamos a seguir trabajando, pero ya hemos conseguido que la contratación indefinida crezca al 17% interanual, mientras que a finales de 2011 descendía al 30%. Es la primera vez que iniciamos una recuperación con incrementos en la contratación indefinida. Y tres de cada cuatro asalariados en España cuentan con un contrato indefinido y los trabajadores con contratos de menos de un mes representan menos del 1%. Insisto, queda mucho por hacer, y lo haremos en esta legislatura con diálogo y consenso.

-Habla de empleo de calidad cuando hay empresarios que admiten que se están pagando miserias por una hora o se paga media jornada y se trabaja una entera. ¿Cómo se lucha contra eso?

-Si se paga media jornada por una entera, o por debajo del mínimo, estamos ante un fraude. Como tal es perseguido y sancionado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Por eso animamos a los empresarios y a todos los que tengan conocimiento de estos casos a que colaboren para acabar con esta lacra.

-Montoro ha anunciado un endurecimiento de las medidas contra el fraude fiscal, ¿prevé usted dotar de más medios y herramientas a quienes deben luchar contra el fraude y la precariedad laboral? ¿Se plantea establecer un registro de jornada? ¿Y un incremento de sanciones?

-La lucha contra el fraude es la garantía última de la calidad del empleo. De ahí la importancia al impulso que se la ha dado a la Inspección durante estos años. Una actividad que ha permitido que afloren 395.000 empleos y la conversión de 240.000 empleos temporales en indefinidos. Sólo en este año, 20.000 trabajadores han visto incrementada su jornada de trabajo y su sueldo gracias a la intensificación de los controles a la contratación a tiempo parcial.

-Las medidas de control no incentivan que haya más contratación ni la picaresca empresarial. Además, una de las realidades devenidas de la reforma laboral es que se está sustituyendo mano de obra veterana por otra más joven y barata, ¿cómo se plantea hacer frente a esta realidad para evitar un envejecimiento de los desempleados?

-Los datos certifican que no es así. España crea empleo entre todos los grupos de edad. Podemos estar muy orgullosos de que ahora 6 de cada 10 jóvenes que abandonan el paro en Europa lo hagan en España. Además, también se crea empleo entre los mayores de 45. Hoy hay más de un millón de mayores de 45 años más trabajando que al inicio de 2011. Y medidas como la de compatibilizar voluntariamente el trabajo con el cobro de la pensión (el 50% hasta hoy, nuestro propósito es llegar al 100%), garantizan que podemos contar con el talento de quienes quieran seguir aportando, aunque hayan alcanzado la edad de la jubilación.

-Varios estudios señalan que en España existe un 10% de paro estructural del que es muy difícil bajar. ¿Está de acuerdo?

-En los últimos años se han producido cambios estructurales que están rompiendo los patrones de comportamiento del mercado laboral. También decían que era imposible crear empleo con crecimientos inferiores al 2,5% ó 3%. Y entre todos, y gracias a la reforma laboral, conseguimos empezar a recuperar empleos cuando la economía apenas crecía un 1%. O aseguraban que no se podía salir de una crisis con incrementos en la contratación indefinida o sin relegar a los jóvenes a un tercer tiempo de la recuperación… Y, entre todos, también lo hemos conseguido y el empleo de los jóvenes crece hoy al 8%, el doble de la media.

-¿No es un tanto osado decir que no hay personas en España cobrando menos del salario interprofesional?

-Es la verdad. En un empleo a jornada completa es ilegal pagar por debajo del salario mínimo. Aquí no caben medias tintas. Hay que decirlo bien claro. Los abusos son y serán perseguidos. Porque para garantizar el cumplimiento de la ley están la Inspección de Trabajo y los tribunales. Y animo a todos los que tenga conocimiento de una situación irregular a denunciarlo.

-¿Cómo se paga la subida del SMI a 707 euros en un momento de contracción económica?

-Pasar de la recesión al crecimiento económico permite que la recuperación se traslade a los salarios. El objetivo es que en 2017 la recuperación económica se traduzca en subidas salariales que permitan también avanzar en la competitividad de las empresas para seguir creando 500.000 empleos al año.

-España es el país desarrollado donde sale más caro ser autónomo, casi es heroico montar un negocio. ¿Qué tiene previsto?

-La legislatura pasada fue la de los autónomos. Los autónomos han sido protagonistas de la recuperación y nuestro compromiso continúa para que lo sigan siendo. Precisamente por eso una de nuestras primeras medidas ha sido el impulso, junto a Ciudadanos, de una ley de reformas urgentes para los autónomos, que se compromete a la ampliación de la tarifa plana de 50 euros hasta doce meses (doblando los seis actuales), entre otras importantes reformas. Mire, los autónomos han sido y son, por derecho propio, un motor imprescindible de la creación de empleo del país. España cuenta hoy con más de 122.000 nuevos autónomos que en 2011 y tienen contratadas a 190.000 personas más que entonces.

-El pago de las pensiones es un quebradero de cabeza para el Gobierno, obligado a tirar de la caja de la Seguridad Social para cubrirlo. ¿Qué propone para garantizar el sistema?

-En primer lugar, tranquilidad a los pensionistas: las pensiones están garantizadas. Actualmente tenemos un déficit coyuntural en las cuentas y hemos recurrido al Fondo de Reserva, que precisamente se creó para ello. Las pensiones se pagan con empleo y el 70% del actual déficit responde a la destrucción de puestos de trabajo entre 2009 y 2013. En segundo lugar, confianza. Por fortuna, hoy por cada nueva pensión se crean siete nuevos empleos, mientras que en 2011 por cada nueva pensión se perdían tres afiliados... Ahora se crea empleo y la recaudación crece, incluso por encima de la afiliación. Nuestra Seguridad Social es sólida y afronta el futuro mejor que los países de nuestro entorno, tal y como ha reconocido la Comisión Europea. Ahora bien, hay que seguir reforzando el sistema, y para eso resulta imprescindible el trabajo de la Comisión del Pacto de Toledo y en el diálogo social.

-Destinar dinero de impuestos a la cobertura de las pensiones, ¿no podría derivar en un doble problema que llevara el déficit además de a la Seguridad Social a los Presupuestos? Más aún cuando se estarían dedicando fondos a las pensiones que podrían ir a otros ámbitos.

-En absoluto. Se trata de garantizar como hasta hoy la sostenibilidad del sistema y de profundizar en una recomendación del Pacto de Toledo, la óptima separación de fuentes de financiación. Este Gobierno está reduciendo el déficit con un importante crecimiento económico y una intensa creación de empleo. Estamos creando medio millón de empleos al año y esa es la mejor noticia posible. No caigamos en alarmismos: las pensiones están garantizadas y los pensionistas van a seguir cobrando su pensión como hasta hoy.

-¿Hay verdadera conciencia entre los partidos de que la reforma del Pacto de Toledo es perentoria y una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos?

-Es la hora del Pacto de Toledo y del Diálogo Social. Ya hemos mantenido reuniones en los dos escenarios. Confío en que desde ambos foros se trasladen las recomendaciones necesarias para actualizar y reforzar nuestro gran pacto social de la democracia, que es el de las pensiones.

-Usted defiende el diálogo, ¿teme que la situación del PSOE haga imposible la legislatura por la necesidad socialista de definir un espacio propio? ¿Ve una legislatura larga?

-Soy optimista. No podemos dejar pasar esta oportunidad para, con generosidad, trabajar en lo que nos une y ser capaces de lograr consensos que ofrezcan estabilidad al país durante muchos años. Es la hora de la política con mayúsculas, de la buena política.

-Susana Díaz se perfila como nueva secretaria general del PSOE y parece que su intención es compatibilizar ese cargo con la Presidencia de la Junta, ¿cómo valora esa posibilidad?

-Respeto profundamente las decisiones internas de otros partidos y siempre lo haré.

-Aunque no se pronuncie sobre cuestiones internas de partido, ¿cómo cree que puede afectar a Andalucía que su presidenta sea a su vez la máxima dirigente de un partido nacional?

-Si se produce esa circunstancia lo valoraremos cada día en resultados todos los andaluces.

-Las diferencias entre los indicadores de riqueza y empleo de Andalucía con respecto a la media europea siguen siendo abismales, ¿a qué se debe eso? ¿Qué propone para intentar reducirlo?

-No dan lo mismo unas políticas que otras, tienen consecuencias. Para el empleo la formación es importante, en Andalucía y en el resto de España. La formación de hoy es el empleo de calidad de mañana. Como todo el mundo sabe, ha habido muchos problemas al respecto en Andalucía. Confío en que muy pronto sean un mal recuerdo para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios