Coronavirus Andalucía Piden instrucciones "claras" para el reparto de material a los alumnos

  • Escuelas Católicas de Andalucía critica que Educación ponga en peligro la salud del personal y las familias

  • Quejas por una decisión que contraviene el estado de alarma

Escolares realizan una actividad en un centro concertado de Andalucía. Escolares realizan una actividad en un centro concertado de Andalucía.

Escolares realizan una actividad en un centro concertado de Andalucía. / M. G.

Los centros concertados de Escuelas Católicas de Andalucía han recibido una circular que expone las quejas planteadas a la Consejería de Educación por considerar que contraviene el decreto de estado de alarma y poner en riesgo la salud del personal directivo y de las familias, ya que, según indicaciones de la Consejería, los directivos han de acudir a los centros a recoger el material que habrá de ser distribuido a los núcleos familiares sin acceso a las herramientas digitales.

Escuelas Católicas, que aglutina a más del 70% de los centros concertados andaluces, solicita a Educación unas instrucciones claras y no "dejar la decisión en manos de cada centro". La patronal lamenta en la circular dirigida a los titulares de los centros, directores y juntas directivas que la Consejería no haya arbitrado "un procedimiento claro" y homogéneo", lo que, a juicio de la patronal, "facilitaría la toma de decisiones y evitaría tensiones".

Detalla Escuelas Católicas en el documento, citando a una comunicación con la Consejería, que "los centros que hayan detectado la necesidad de hacer llegar al alumnado y a sus familias material educativo" se dirigirán a la inspección "al objeto de trasladar la situación" y que "desde cada delegación territorial se arbitren los medios necesarios", algo que se hará "en colaboración con otras instituciones (ayuntamientos y Protección Civil)" .

Una decisión "tardía" e improvisada

Además de expresar el temor por quienes deben responsabilizarse, de cara al cumplimiento con el decreto del estado de alarma, de la apertura de los centros, del acceso a las aulas o del acarreo del material escolar, Escuelas Católicas señala que "esta medida podría haberse adoptado en las instrucciones iniciales de suspensión del período de clases presenciales si se hubiese actuado con la diligencia debida".

La patronal educativa, que aglutina entre sus asociados a 225.000 alumnos y 16.000 profesionales, afea en la circular la improvisación de la Consejería y lo "tardía" de la adopción de la medida. De haberse decidido antes, sostiene Escuelas Católicas de Andalucía, se habría evitado "actuaciones dispares, discutibles y que pueden afectar a la salud de los trabajadores, de las familias y al derecho fundamental de la educación, afectando, especialmente, a la población más vulnerable", aquella que por su situación socio-económica está "más afectada por la brecha digital".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios