Andalucía

La añoranza del rey Mohamed VI por los tiempos en que España era musulmana

  • El monarca marroquí se exhibe con una camiseta con versos que lloran la Reconquista

Mohamed VI posa En ella posa con una joven marroquí llamada Khadija Chaouki. Mohamed VI posa En ella posa con una joven marroquí llamada Khadija Chaouki.

Mohamed VI posa En ella posa con una joven marroquí llamada Khadija Chaouki. / Soufiane El Bahri

Desde 2007 el rey Mohamed VI de Marruecos, de 56 años, no ha vuelto a reivindicar públicamente ningún territorio de España –aquel año reclamó Ceuta y Melilla- pero parece tener cierta añoranza por Al Andalus, ese largo periodo durante el cual gran parte de la península Ibérica estuvo bajo el dominio musulmán.

Soufiane El Bahri, un joven al que desde hace años el palacio real marroquí encarga que difunda imágenes informales del monarca, distribuyó esta semana a través de las redes sociales una nueva foto del soberano alauí. En ella posa, en lo que aparenta ser una tienda de ropa, con una joven marroquí llamada Khadija Chaouki.

La prensa marroquí reprodujo la foto resaltando la originalidad y la elegancia de la camiseta que llevaba el rey mientras que desde un buen puñado de cuentas de Twitter y de perfiles de Facebook ensalzaban el buen aspecto de Mohamed VI y su cercanía con la gente de a pie como la joven con la que posó.

En vísperas del fin de semana algunos medios se fijaron en las frases en árabe estampadas en la parte superior izquierda de la camiseta. Son cuatro versos de “Elegía por Al Andalus”, el más célebre poema de Abu Al-Beka al Rundi, más conocido como Abul Beka. En esa obra el poeta, nacido en Sevilla, o quizás en Ronda, en 1204, se lamenta de la caída de las grandes ciudades de Andalucía a manos de los cristianos a mediados del siglo XIII y pide ayuda a los musulmanes del norte de África para contener su avance.

“El islam desapareció de numerosos países y comarcas”, reza la poesía de Abul Beka, de cuya vida en Ronda, durante casi 80 años, apenas se tienen datos. “¿Dónde está Córdoba que fue la ciudad de las ciencias?”, se pregunta en el texto escrito en 1267. “¿Y dónde está Sevilla y todos sus paseos?”. “Eran las piedras angulares del país”. “¿Cómo seguir aquí si ellas ya no están?”. “He aquí la fuente blanca que llora de pena (…) de ver un país en el que el islam ya no tiene presencia (…); que ha desertado el islam, un pueblo que hizo apostasía; y donde las mezquitas se han convertido en iglesias; donde solo se ven campanas e iglesias”.  “¡Cuantas pobres gentes nos piden que les socorramos; víctimas y prisioneros, pero nadie se mueve!”. “¡Oh criaturas de Alá sois todos hermanos!” “Ayer todavía eran ellos los dueños; hoy están agachados en una tierra de herejes”.

Abdul Beka dejó la Península poco antes de su muerte y falleció en Ceuta en 1285. Hoy en día una plaza de Ronda lleva su nombre y también una calle de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios