Andalucía

La número dos de la Junta elogia el gesto de rebeldía de la ex alcaldesa de Jaén

  • La portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, califica de coherente, valiente y responsable la dimisión de Carmen Peñalver como concejal después de que la dirección socialista constituyese una gestora en la ciudad

Comentarios 5

Con independencia del fondo, el escenario no era el más apropiado para comentar asuntos internos del PSOE. En ocasiones, se rehuye, bien por las claras -"no es el lugar", se suele contestar- o con respuestas evasivas, pero la número dos del Gobierno de Griñán no lo dudó ayer. Quiso dejar clara su posición en un asunto interno del Partido Socialista desde el interior del Palacio de San Telmo. La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Mar Moreno, elogió la actitud de la ex alcaldesa de Jaén, la socialista Carmen Peñalver al haber dimitido como concejal horas después de que las ejecutivas federal y regional de su partido decidieran crear una gestora en la capital jiennense. "Carmen Peñalver es un ejemplo de coherencia, valentía y responsabilidad, y lo ha sido en su trabajo y lo es en su retirada", manifestó Mar Moreno en la rueda de prensa habitual que ofrece para informar de los asuntos aprobados en el Consejo de Gobierno de los martes. Moreno, que fue preguntada sobre la dimisión, no dudó en mostrarse con contundencia al respecto: "Somos muchos los que pensamos en Jaén y fuera que este tipo de facturas internas hacen más pequeño al partido". Una portavoz oficial del Gobierno indicó que Griñán "comprende su postura" y le apoya, mientras fuentes de la dirección socialista criticaron el lugar elegido por Moreno para pronunciarse sobre este asunto.

Después de perder la alcaldía de Jaén en las pasadas municipales, más de la mitad de los miembros de la ejecutiva local del PSOE de la ciudad presentaron su dimisión para forzar la salida de su secretaria, la ya ex alcaldesa Carmen Peñalver, aliada política, en esta provincia, de Mar Moreno. Esta dimisión masiva obliga, según los estatutos del PSOE, a crear una gestora que lleve a la agrupación hasta un congreso extraordinario. Es el método que se utilizó, por ejemplo, en Almería, para forzar al ex secretario provincia, Diego Asensio, a retirarse. Aunque la dimisión se produjo el 29 de agosto, no fue hasta el pasado sábado cuando la ejecutiva federal, de acuerdo con la andaluza, aprobó la creación de la gestora, que supone la salida definitiva de Peñalver y la sustitución de toda la dirección por una gestora dirigida por el senador electo Juan Cornejo. Lo normal, como en este caso, es que el presidente de la gestora no sea de la ciudad o provincia en conflicto.

La secretaria de Organización de este partido en Andalucía, Susana Díaz, dio cuenta de la creación de la gestora el lunes y, ayer, Peñalver, en respuesta a esta decisión, decidía dimitir de todos su cargos, incluidos la de concejal, y abandonar la política activa. Desde agosto hasta noviembre, la dirección andaluza adujo que no creaba la gestora porque se había entrado en período electoral al convocarse las elecciones generales del pasado 20-N, pero muchos críticos con Griñán y con esta Ejecutiva afeaban que no se crearse la gestora de la aliada política de Mar Moreno en Jaén.

La creación de la gestora, la dimisión de Peñalver y las declaraciones de Mar Moreno vienen a confirmar que la ejecutiva provincial, dirigida por Francisco Reyes y presidida por Gaspar Zarrías, le ha ganado el pulso a Mar Moreno con el apoyo -ahora sí- de la dirección andaluza, donde se suponía, hasta ahora, que la consejera de Presidencia era una de las personas fuertes y más cercanas al secretario y presidente andaluz, José Antonio Griñán. Esto ocurre después de un hecho que sucedió en el comité el pasado sábado, cuando Mar Moreno solicitó la palabra en el órgano donde se analizaron los resultados del 20-N y la convocatoria de un congreso para elegir el secretario general. Cuando le llegó su turno, Moreno ya no estaba. Algunas fuentes indicaron que se trató de una casualidad, y otras apuntaron a que se consideró no conveniente que un miembro del Gobierno andaluz hablase después de que Griñán hubiera dejado clara su postura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios