Andalucía

Juanma Moreno se reivindica como el primer presidente centrista de Andalucía

  • Pablo Casado sostiene que el Gobierno andaluz es el ejemplo de lo que él desea para España

Juanma Moreno, Pablo Casado y Dolores López. Juanma Moreno, Pablo Casado y Dolores López.

Juanma Moreno, Pablo Casado y Dolores López. / Julio Muñoz/EFE

Juanma Moreno ha reivindicado a su Ejecutivo como "el primer gobierno centrista de la historia de Andalucía". También como "el más social". Acompañado del líder nacional del PP, Pablo Casado, el presidente de la Junta ha hecho un balance de sus dos primeros años. "Este cambio político no tiene vuelta atrás", ha indicado Moreno, que ha dejado claro que agotará la legislatura. No habrá elecciones andaluzas hasta 2022.

Ninguna de las encuestas publicadas hasta ahora ponen en peligro la alianza de los tres partidos del centro y derecha. Dos años después de la sorpresiva victoria del 2 de diciembre de 2018, Moreno gobierna un Ejecutivo estable, donde Ciudadanos no le causa problemas y Vox no tiene más remedio que apoyarle. El PSOE andaluz aún no ha encontrado el nervio de la oposición y la otra izquierda repite otra de sus históricas batallas internas por una siglas. Y, de este modo, el presidente de la Junta toma posesión del centro, y se define como "reformista, liberal e inclusivo".

Tan inclusivo que su vicepresidente, Juan Marín, de Ciudadanos, se ha mostrado favorable, abierto, a concurrir con el PP en las próximas elecciones. El asunto de la coalición lleva meses en el aire, aunque parece que el sanluqueño tiene un interés especial en esta alianza.

El PP andaluz celebró este miércoles en Sevilla esa victoria, y lo hizo junto a Casado, que aseguró que el ejemplo del Gobierno andaluz es el que él seguiría si fuese presidente del Ejecutivo nacional. "España se merece un Gobierno que haga lo que estáis haciendo aquí", indicó. "Para mí, la Junta de Andalucía es una referencia de lo que yo quiero hacer a nivel nacional cuando llegue al Gobierno de España", según Pablo Casado, quien ha señalado que mientras en Andalucía hay un Ejecutivo que toma medidas para dar respuesta a los problemas de los ciudadanos, en España tenemos un Gobierno, en manos del "partido sanchista", que sólo sabe "crear problemas" y que "cuestiona" la monarquía, la Constitución y la unidad de España, y "blanquea" a los terroristas de ETA.

Moreno ha explicado que estos dos primeros años han sido difíciles por "el temporal de la pandemia", pero adelanta que, "cuando pasé, porque pasará", retomará la agenda de las reformas económicas. Durante su intervención, el presidente ha sostenido que su Gobierno también es "el más social" de la historia andaluza, porque "ninguna otra comunidad autónoma destina el 7% de su PIB a la sanidad y el 5% a la educación como Andalucía".

Juanma Moreno ha manifestado "un no rotundo" a la armonización fiscal que quiere llevar a cabo el Gobierno de España, porque responde a "la imposición del mundo independentista para que obligarnos a subir los impuestos a las clases media y trabajadora". Con ello, Moreno ha dicho "que se dejen de milongas" porque Cataluña tiene la posibilidad y la libertad de bajar impuestos como hace Andalucía.

"Los andaluces hemos pasado de estar en la cola por la elevada presión fiscal a elevarnos estando ahora entre las comunidades como menos presión", según Moreno, quien ha indicado que con ello se ha conseguido que 126.000 contribuyentes andaluces que estaban censando en otras comunidades volvieran a poner su domiciliación fiscal en Andalucía y alcanzar 650 millones más en recaudación por renta que antes de la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios