Andalucía

La Guardia Civil intercepta en Ronda un helicóptero con un alijo de droga

La Guardia Civil acabó en la tarde del lunes con el intento de los narcotraficantes de introducir un alijo por vía aérea en la península, al interceptar el helicóptero que lo transportaba desde el otro lado del Estrecho, según apuntaron fuentes próximas a la intervención. Dos helicópteros del Instituto Armado salieron al encuentro del pequeño autogiro biplaza, que estaba únicamente ocupado por una persona, cuando entró en el cielo de la provincia y trataba presuntamente de poner rumbo hacia la provincia de Cádiz, posiblemente con destino a la localidad de Barbate, según las fuentes consultadas.

Las dos patrullas aéreas de la Guardia Civil acosaron al helicóptero hasta lograr desviarle de su presunto trayecto sobre los cielos de la Serranía de Ronda, poniendo rumbo hacia el aeródromo situado en el paraje conocido como Llanos de Aguaya, con el objetivo hacerle aterrizar en una zona que permitiese proceder a la detención del piloto e incautar los fardos que los agentes sospechaban que transportaba. Mientras el helicóptero era escoltado hacia el punto de aterrizaje tras no oponer gran resistencia en la persecución, en tierra las patrullas de la Guardia Civil se disponían a preparar el dispositivo para detener al piloto. Finalmente, como sospechaban los agentes, el helicóptero iba cargado en la trasera con tres fardos de unos 40 kilos cada uno, al tiempo que se detenía al piloto de la aeronave sin oponer resistencia. El alijo no se encontraba oculto y simplemente estaba atado con cuerdas en el asiento trasero, sin que el piloto intentase tirarlo, aunque se desconoce si fue por la imposibilidad de hacerlo al viajar solo.

No obstante, los investigadores sospechan que el piloto sí pudiese haber decidido deshacerse del navegador, al no encontrarlo en la zona prevista para su colocación en el panel de control del aparato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios