Andalucía

El Gobierno adelanta el Presupuesto para sacarlo de campaña

  • Vox avisa de que si no se nota su "impronta", no habrá acuerdos 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. / EFE

El Gobierno andaluz va a adelantar la aprobación de su proyecto de Presupuestos de 2020, de tal modo que el debate de la totalidad no coincida con la campaña electoral de las elecciones generales del 10 de noviembre. El consejo lo aprobará durante la segunda o tercera semana de octubre. Aunque PP y Ciudadanos habían firmado con Vox un acuerdo para dos presupuestos, el partido de Santiago Abascal quiere una renegociación o, para ser más exacto, un compromiso detallado del cumplimiento de sus demandas.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, quiere confrontar el Presupuesto de 2020 con la ausencia de cuentas del Estado, a causa de las elecciones del 10-N pero también de la falta de apoyos del PSOE en la pasada legislatura, que han hecho que aún esté vigente el último que redactó el Gobierno de Rajoy. Esta es una primera lectura política, tiene bastante de intencionalidad electoral, pero es cierto que el adelanto de la presentación es muestra de que PP y Ciudadanos se entienden bien. La razón objetiva, no obstante, del adelanto es sacar el debate de las cuentas de los días de campaña electoral. El Gobierno de Moreno podía haberlos retrasado, pero se ha juzgado que eso sería aprovechado por la oposición para intentar montar una teoría sobre la debilidad de la alianza gubernamental.

De este modo, el proyecto de Presupuestos llegará al Parlamento para que el debate de la totalidad se produzca antes del 1 de noviembre. La campaña electoral comienza ese mismo día. PSOE y Adelante Andalucía presentarán un voto de rechazo, de modo que si Vox se sumase, los Presupuestos de 2020 serían devueltos.

Vox firmó un acuerdo con Ciudadanos y PP para las cuentas de 2019 y de 2020, pero el portavoz voxero, Alejandro Hernández, ha asegurado este miércoles que si no llevan su "impronta", no habrá Presupuesto. Es decir, que Vox rectifica sobre un acuerdo firmado con PP y Ciudadanos; lo que era bianual ya no lo es. Vox no desea introducir nuevas demandas, sino que lo pactado se explicite en detalle. Uno de sus objetivos es la eliminación de la llamada administración paralela, y es posible que consiga algún avance en este aspecto. 

Las negociaciones con Vox fueron muy duras, y se estuvo a punto de que rechazase las primeras cuentas de Juanma Moreno. No fue así, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, cerró con Santiago Abascal ese acuerdo en Madrid. 

Vox podría ahora tumbar el Presupuesto de 2020, pero lo haría a las puertas de una campaña electoral. Tendría que sumar sus votos con el PSOE y Adelante Andalucía, justo al inicio de una semana en la que su papel como partido va a ser cuestionado por las otras dos formaciones de derecha.

No es ése el único problema que tiene el consejero de Hacienda, Juan Bravo. Sin Presupuesto ni Gobierno a nivel nacional, Bravo tendrá que confeccionar la envolvente financiera sin indicaciones de Madrid. El Ministerio de Hacienda sí pagará, antes de finalizar el año, la actualización de las entregas a cuentas. La versión del departamento de María Jesús Montero es que el próximo Gobierno, que no se espera hasta 2020, ya no estará condicionado por este gasto.

El Presupuesto de la Junta de 2020 tendrá que cumplir con el déficit cero, será la primera vez que se alcance el equilibrio presupuestario. El Gobierno de Moreno tienen que conjugar esto con una rebaja impositiva en el tramo autonómico del IRPF y en otros conceptos. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios