Andalucía

Desarticulada una banda que obligaba a prostituirse a mujeres nigerianas

  • La Guardia Civil detiene a cuatro hombres que explotaban a las inmigrantes en un cortijo de Almería tras captarlas en su país

La Guardia Civil ha desarticulado una red internacional que explotaba a mujeres nigerianas a las que engañaban con falsas promesas de trabajo y obligaba a ejercer la prostitución con "métodos brutales". Cuando llegaban a España, a bordo de pateras, les decían cuál sería su verdadero oficio y las coaccionaban con amenazas de hacer daño a sus familiares si se negaban, y para ello hacían uso de la fuerza. Llegaban a España vía terrestre desde Nigeria hasta el norte de Marruecos, donde embarcaban en patera hacia las costas de Algeciras. De aquí, a Almería, donde funcionaba el burdel en las instalaciones de un cortijo.

La investigación se inició cuando la Guardia Civil supo que una joven nigeriana de 19 años había recibido una "brutal paliza" y había sido hospitalizada. A partir de ese instante se puso en marcha la operación Obo. La joven nigeriana identificó a Peter O. y Jennifer A., vecinos de Roquetas de Mar, como los autores de la agresión, y ambos fueron detenidos; el primero ya está en prisión y la mujer no ha sido encarcelada debido a su avanzado estado de gestación y ha quedado en libertad con cargos. Estas dos personas golpearon a la joven de Nigeria porque se negó a mantener relaciones sexuales ya que había dado a luz recientemente, según informaron fuentes de la investigación.

Una vez detenidos los cabecillas de la organización, el negocio quedó en manos de otras dos personas, vecinos de Vícar, que días más tarde también fueron detenidos. La Guardia Civil estableció un dispositivo para localizar los lugares donde esta mujer había sido obligada a mantener relaciones sexuales y fue entonces cuando comprobaron que había otras víctimas ocultas en invernaderos y que además había más personas implicadas en esta trama internacional dedicada al tráfico de personas con fines sexuales. El cortijo que hacía las veces de club de alterne está situado en el paraje conocido como La Lomilla.

El pasado 25 de enero la Guardia Civil detuvo a otros dos hombres que habían sustituido a los anteriores al frente de la red, Adamar K. y Souleymane T., y liberó a otras nueve mujeres, todas de nacionalidad nigeriana, de entre 21 y 37 años. Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Roquetas de Mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios