Provincia

Iván y Rafael Contreras buscan sitio en la Bahía para fabricar el casco 'Skully'

  • Los responsables de Torrot y Carbures ya negocian en la zona con distintas administraciones

Rafael e Iván Contreras, con el nuevo casco 'Skully Fenix AR'. Rafael e Iván Contreras, con el nuevo casco 'Skully Fenix AR'.

Rafael e Iván Contreras, con el nuevo casco 'Skully Fenix AR'. / d. c.

Comentarios 5

Primero fue Carbures, de la mano de Rafael Contreras. Después vino Torrot, con Iván Contreras, para abrir en verano su planta en la Zona Franca Gaditana. Ahora, los primos y socios anuncian una nueva apuesta: ubicar en la Bahía de Cádiz una nueva fábrica, en este caso, para producir el casco inteligente para motos. Sería la segunda planta de Skully Technologies, además de la que ya poseen en Atlanta (Georgia, EEUU).

Según ha podido saber este periódico, dicha compañía (refundada el pasado año por Iván Contreras y Rafael Contreras y por tanto, con amplia experiencia en las industrias del transporte, motocicletas y tecnología), se ha propuesto poner el foco en que la tecnología digital desempeñe un papel fundamental para hacer el transporte inteligente y que redunde en la seguridad durante la conducción. Tras los buenos resultados obtenidos, ahora los socios estudian establecer una segunda planta en el entorno de la Bahía de Cádiz, para lo cual se encuentra negociando con varias administraciones públicas para delimitar su ubicación.

El nuevo modelo, el 'Fenix AR', fue presentado para todo el mundo en Las Vegas

La compañía ya presentó mundialmente la semana pasada el prototipo de casco inteligente Fenix AR en el Consumer Electronic Show (CES), en el centro de convenciones de Las Vegas, donde cada año se celebra esta feria de tecnología y electrónica, considerada como la más importante del mundo, en la que se citan las principales compañías tecnológicas de consumo para dar a conocer sus innovaciones anuales.

Que la tecnología digital sea determinante en el transporte inteligente y en la seguridad en la conducción son los parámetros que marcan el último prototipo del casco Fenix AR. Este modelo está dotado con cámara trasera de 180 grados patentada, y una visera con pantalla de visualización, música y navegación por GPS, que además posibilita indicaciones habladas, paso a paso, mientras se conduce. Como aseguran desde la empresa, "unas prestaciones que se traducen en una experiencia de usuario única, que es lo que se ha podido ver en vivo en Las Vegas, con demostraciones en el stand de Skully Technologies en el CES".

"Con un diseño elegante, avanzado y moderno", el Skully Fenix AR que se acaba de presentar es un prototipo que aún no ha incluido las características definitivas del casco Skully Fenix AR, el primer modelo que diseñará, fabricará y comercializará la empresa, y que será el que comercialice este verano.

"El Skully Fenix AR brinda a los pasajeros una experiencia incomparable que ofrece mayor seguridad y conectividad óptima, y no hay mejor momento ni lugar para presentar el casco de motocicleta más inteligente del mundo que en el CES", explica Iván Contreras, cofundador y CEO de Skully Technologies. "Queremos transformar la experiencia de movilidad de los usuarios, y como pioneros en Skully Fenix, este es un primer paso muy importante en nuestra misión imperativa de enriquecer la forma en que las personas interactúan con la interconexión de movilidad personal, que establece un nuevo estándar de seguridad", indicó Contreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios