fútbol Segunda División B

"No nos puede obsesionar el final"

  • El entrenador del San Fernando señala que "nos están castigando los minutos finales, pero hay solución"

José Pérez Herrera, en un entrenamiento del equipo azulino, quiere arreglar el problema de los últimos minutos. José Pérez Herrera, en un entrenamiento del equipo azulino, quiere arreglar el problema de los últimos minutos.

José Pérez Herrera, en un entrenamiento del equipo azulino, quiere arreglar el problema de los últimos minutos. / román ríos

José Pérez Herrera es consciente de que los minutos finales de los partidos están siendo un lastre que su equipo padece domingo sí y domingo también. Los azulinos han perdido la friolera de 13 puntos en los cinco últimos minutos, situación que de ser mucho menor haría que los de La Isla estuviesen, al menos, bastante más alejados de los puestos comprometidos de la clasificación.

Si esta situación no ha pasado por alto para el entorno del club azulino, mucho menos para el entrenador, que sabe que todo su trabajo y el de su equipo terminan siendo devorados en esa recta final de los choques.

Pérez Herrera analiza la situación y, lógicamente, busca solución al problema. Lo que sí tiene claro el técnico jerezano es que esto no se tiene que convertir en obsesión porque en caso contrario el equipo podría entrar en un bucle cuanto menos peligroso. Por eso señala que "nos están castigando los minutos finales, pero es un problema en el que trabajamos y, posiblemente, se alcance a solucionar".

El técnico también manifiesta que "hemos analizado los posibles porqués y llegamos a la conclusión de que son fallos puntuales. Por eso no podemos, ni debemos, obsesionarnos con ello, sino seguir trabajando y darle solución".

Y es que el equipo azulino, que ha comenzado la segunda vuelta a un enorme nivel consiguiendo ocho puntos de 15 posibles tras recibir en casa a dos de los tres equipos más temibles del grupo, como son el Marbella y el Extremadura, ha demostrado con creces que le ha tomado el pulso a la categoría y que es capaz de tutear a cualquier adversario.

"Estamos satisfechos con lo que ofrecemos. Está claro que siempre hay margen de mejora y cosas que corregir, pero en líneas generales el equipo tiene los conceptos definidos y terminamos los encuentros muy satisfechos. Diferente es que nos quede ese regusto amargo de saber que hemos tenido, en muchos partidos, la victoria en el bolsillo", sentencia.

El técnico analiza su plantilla definitiva tras las incorporaciones en el mercado invernal y afirma que "creo que hemos cubierto muy bien una de las zonas donde más problemas teníamos, que era la del delantero centro, y que hemos ganado con la llegada de Pau Franch y de Buba. Hemos repescado a Miguel, que es un cancerbero con una enorme proyección, y las otras dos incorporaciones, Mario y Raúl, son jugadores que tienen una gran versatilidad y que nos permiten tener a varios efectivos en muchas zonas del campo. Igualmente contamos con jugadores del segundo equipo que pueden aportar mucho y bueno, y que vienen empujando. Que nadie dude que seremos claros a la hora de seguir dando oportunidades a los que trabajan con nosotros a destajo".

De la competición comenta que "todo está muy ajustado y ningún equipo termina de descolgarse, ni por arriba ni por abajo, y eso hace que todos los partidos tengan una alerta especial. Todos pensábamos que en la segunda vuelta las cosas cambiarían, pero está siendo una temporada extraña, con resurgir de equipos constantemente".

No quería Pérez Herrera dejar pasar por alto el esfuerzo de la directiva, a la que "agradecemos de manera especial el trabajo que está haciendo porque ha llevado al club una estabilidad y una tranquilidad que nosotros, el equipo, somos los primeros en agradecer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios