"Podemos trata de acallar las voces críticas contra el régimen"

  • Romaní asegura que el borrador del nuevo Reglamento Orgánico Municipal es "una cacicada" por las limitaciones que impone

Comentarios 1

"Podemos trata de acallar a las voces criticas con su gestión". Ese es el resumen que hace el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Ignacio Romaní, sobre el nuevo Reglamento Orgánico Municipal (ROM) que se pretende poner en marcha en el Consistorio gaditano, proceso en el cual han participado algunos partidos de la oposición.

Romaní fue más allá y dijo que era una "cacicada" lo que pretendía el equipo de gobierno.

Sobre este ROM se centró en varios aspectos. El primero de ellos es que se limitan las propuestas a presentar por los grupos "como si los problemas de Cádiz tuvieran límite". En este sentido, afirma que en el artículo 35 del borrador de este reglamento se limita a tres las propuestas de los grupos municipales.

Por otro lado, afirma que también lamenta que en el artículo 54, que regula la intervención en el pleno de colectivos ciudadanos y órganos de participación ciudadana, "se impide expresamente a estos hablar sobre la gestión de la Junta de Gobierno Local". Según Romaní esto es "una cacicada". A juicio del portavoz popular, "lo único que les ha faltado poner es que todo lo que venga a meterse con el PP, Rajoy, el gobierno de la nación o amenazar a los concejales de la oposición, que venga y hable cuanto quiera, pero de lo que hagamos nosotros el gobierno, ni mu". Además, llamó la atención de que con el nuevo ROM dejará de cerrar los debates el grupo mayoritario.

También es muy crítico con otro de los artículos, concretamente el 35.6 donde se dice que los proposiciones de los grupos deberán tratar sobre asuntos relacionados con el ámbito municipal, "denegando la Presidencia la inclusión en el orden del día aquellas que no cumplan con dicho requisito, salvo las de carácter excepcional apreciado por la Presidencia".

El portavoz popular también alertó sobre el hecho de que se reduzcan de siete a cinco el número de intervenciones ciudadanas en el pleno. Para ello ha recordado la campaña que hubo contra el PP cuando se recortaron a siete las palabras a finales de 2013.

Este afirmó que se está "ante el intento más descarado y burdo para acallar a todas las voces que no están con el régimen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios