Un quemaperfumes único en el mundo

La pieza fenicia fue hallada en La Caleta y no se conoce ningún paralelo en el Mediterráneo Terracotas y cerámicas aparecidas en la zona se asocian al desaparecido templo de Astarté

| Actualizado 08.02.2014 - 05:00
zoom
Share
Hay una vitrina en el Museo de Cádiz que contiene abundantes piezas localizadas en la llamada Punta del Nao, en la playa de La Caleta. Abunda la cerámica, ánforas y terracotas, que se asocian al templo fenicio dedicado a la diosa marinera Astarté, que los historiadores y arqueólogos ubican en la zona.

Pero entre estos restos despunta una de mayor tamaño, un quemaperfumes "único", del que no se ha encontrado paralelismo alguno en el Mediterráneo, siendo la única pieza de sus características hasta ahora documentada, comenta el director del Museo de Cádiz, Juan Alonso de la Sierra.

Se trata de una figura de terracota en forma de prisma triangular, casi piramidal, hueca, conformada por tres caras planas y sustentada con tres patas. Dichos laterales cuentan con decoración en relieve con representación de tres personajes masculinos en las esquinas, mientras que la iconografía de las tres caras escenifican una flor de loto, el sol y una embarcación. Imágenes de aire egiptizante en las que se apoya la datación de la pieza y su adscripción al mundo fenicio.

La morfología del hallazgo, con una apertura en la parte superior y otros tres orificios al parecer de ventilación han llevado a pensar a que se trataba de un quemaperfumes.

Junto al singular tymiatherion (quemador), figuran en este conjunto una tapadera de arcilla que algunos expertos han vinculado al propio quemaperfumes; una cabeza masculina de terracota hueca, que representa a un individuo de raza negra, con la peculiaridad del cuello realizado con tronco de cono invertido, con lo que podría estar destinado a encajar en un conjunto mayor; otra cabeza masculina con pequeñas perforaciones presumiblemente para su suspensión y con una estructura del cuello también diseñada para encajar en otro conjunto; e incluso una terracota con forma de cabeza de perro con estilo muy naturista que se ha interpretado como la representación del dios egipcio Anubis.

Estamos hablado de elementos que se han vinculado a algún tipo de depósito de exvotos. Según el exdirector del Museo de Cádiz, Ramón Corzo, la aparición de abundante cerámica indica la celebración de procesiones navales en las que se arrojaban esto elementos a los dominios marinos de Astarté, además "de los escombros del propio santuario".

Elementos que según Alonso de la Sierra reflejan sin duda "la influencia de las grandes culturas del Mediterráneo oriental: ecos mesopotámicos, Siria, Egipto y Chipre".
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Bienal de flamenco

Toda la información

PUBLICIDAD