Mercado de fichajes Así queda la plantilla del Cádiz CF tras las llegadas de Meré, Sergi Guardiola y Chris Ramos

Sanidad

Un ensayo clínico revela que pausar la terapia del cáncer para quedarse embarazada no aumenta las recaídas

Una embarazada en la consulta de una oncóloga.

Una embarazada en la consulta de una oncóloga. / Marta Pérez (Efe)

Un ensayo clínico revela que pausar la terapia endocrina de control de recaídas contra un tipo de cáncer de mama para quedarse embarazada no incrementa el riesgo de que vuelva a aparecer el tumor a corto plazo en pacientes jóvenes.

Son resultados del ensayo clínico Positive, coordinados por los grupos de investigación oncológica Solti y el grupo Geicam de investigación en cáncer de mama en España, que se han presentado en el Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio (Estados Unidos), cónclave que reúne a 10.000 investigadores de todo el mundo.

El estudio Positive se diseñó para dar respuesta a la preocupación de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en edad temprana, sin haber completado su deseo de ser madres y que reciben la recomendación de seguir una terapia hormonal adyuvante, la que se administra después del tratamiento principal para reducir la probabilidad de recurrencia del cáncer.

El problema radica en que esta terapia endocrina se pauta para al menos cinco años, un tiempo de espera que puede dificultar el planteamiento de un embarazo en mujeres que reciben el primer diagnóstico en edades cercanas a los 40 años.

El interrogante a resolver por parte de los investigadores era si, en lugar de esperarse un lustro, la interrupción del tratamiento endocrino para quedarse embarazada era una posibilidad segura que no elevaba el riesgo de recaída del cáncer.

Desde diciembre de 2014 hasta finales de 2019, se reclutaron para el estudio a 518 mujeres de 42 años o menos con cáncer de mama de receptores hormonales (RH) positivos que deseaban quedarse embarazadas.

El ensayo incluyó hospitales de 20 países, entre ellos 18 centros españoles que aportaron 72 pacientes.

Antes de pausar su tratamiento, las participantes habían completado entre 18 y 30 meses de terapia endocrina adyuvante.

"Los primeros resultados de este estudio pionero demuestran que el embarazo sería seguro para aquellas mujeres cuyo tumor expresa receptores hormonales positivos -que es el que más puede preocupar por el aumento de estrógenos durante el embarazo-", ha destacado la coordinadora del estudio Positive en España, miembro del grupo Solti y jefa de la unidad de cáncer de mama del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Cristina Saura.

Tras un seguimiento medio de 41 meses, la tasa de recaídas en estas pacientes que pausaron el tratamiento para quedarse embarazadas fue del 8,9%, frente a un 9,2% en pacientes de condición equivalente en cuanto a edad y tratamiento que no lo hicieron, ha añadido Saura.

Los resultados deben corroborarse con estudios a más largo plazo, ya que el cáncer de mama con RH positivo puede reaparecer años después del diagnóstico inicial, pero de momento son "tranquilizadores" para mujeres con la enfermedad que desean ser madres, ha indicado la oncóloga.

En todo caso, "cualquier decisión de este tipo debe tomarse junto a los profesionales de la salud implicados en el seguimiento de cada paciente", ha puntualizado.

Para el también investigador del estudio Positive Manuel Ruiz Borrego, miembro de Geicam y jefe de la unidad de cáncer de mama del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, "los resultados resuelven una duda muy importante para las mujeres jóvenes con cáncer de mama precoz y receptores hormonales positivos que reciben tratamiento después de cirugía y que quieren ser madres".

"Con los resultados de este estudio, pueden serlo con cierta seguridad, interrumpiendo la terapia durante un periodo de tiempo para retomarla después, al haber comprobado que no hay una diferencia entre la evolución de estas pacientes y las que realizan el tratamiento hormonal continuo", ha resaltado.

En este estudio, los investigadores recomendaron a las participantes que reanudaran el tratamiento endocrino tras un intento de embarazo o un paréntesis de tratamiento hormonal de dos años para intentarlo.

Hasta la fecha, el 76% ha reanudado su terapia, han asegurado los autores de la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios