Coronavirus Cádiz La abuela que vence al virus con 106 años

  • Ana del Valle, una de las usuarias de la residencia de Alcalá del Valle y que sigue en La Línea, logra superar el Covid-19, convirtiéndose en una de las personas más longevas de España en hacerlo

Aspecto actual de la anciana tras salir del módulo de graves donde se encontraba en La Línea. Aspecto actual de la anciana tras salir del módulo de graves donde se encontraba en La Línea.

Aspecto actual de la anciana tras salir del módulo de graves donde se encontraba en La Línea. / D.C.

Ana del Valle tiene 106 años y medio y ha superado el coronavirus. Es como el junco del ‘Resistiré’, el himno de esta crisis sanitaria mundial para encarar ese bicho invisible que nos está poniendo la vida cuesta arriba.

Ana del Valle, una de las abuelas de la residencia de mayores de Alcalá del Valle, que fue trasladada a La Línea tras el grave brote que se desató en este asilo serrano, entraña ese hilo de esperanza al que nos aferramos en estos días de gris oscuro. A sus 106 años, esta rondeña ha superado hace unos días el Covid-19 tras contagiarse en la residencia de Alcalá del Valle, al igual que otras 60 personas, entre mayores y plantilla. “Salió del módulo de críticos y al día siguiente pidió su andador”, explica su nuera Paqui Sánchez, que sólo tiene palabras de agradecimiento tanto para el personal de la residencia de Alcalá del Valle como para todo el equipo que trabaja en el centro de La Línea, hasta donde trasladaron a la abuela. Paqui habla con “mucha cautela” del estado de esta anciana, que nació en octubre de 1913, en Ronda, y que ha sido testigo de dos guerras mundiales, la Revolución Rusa, de nuestra Guerra Civil, y de dos pandemias más, la de la gripe española y la del tifus. “De la gripe española siempre contó que murió su hermana, que estaban todos en casa, que vivían en el campo, que la madre la mandó a por leche para el resto de la familia y que se desvaneció junto a una encina fruto de la fiebre por la gripe española”, explica su familia.

Ahora Ana del Valle, que cumplirá 107 años el próximo octubre, encara esta pandemia del siglo XXI con tres hijos (el cuarto falleció), un puñado de nietos y cuatro biznietos y una salud a prueba de lo que se le interponga. “Nos dicen sus médicas que a día de hoy tiene las analíticas muy bien. Pero hay que tener mucha cautela. Come solita, unos días más y otros días menos. Camina un poquito con su andador. La ponen al solecito”, narra su nuera, quien ha estado en permanente contacto con sus cuidadores tanto de Alcalá del Valle como de La Línea.

Ana del Valle es de las personas más longevas de toda España en conseguir salir del Covid-19. Su lucha contra el virus llegó cuando los facultativos comprobaron al tercer test que estaba limpia del virus. Eso dice mucho de la naturaleza de hierro de esta mujer, que “ha trabajado de todo en el campo hasta que se vino a Ronda a vivir ya de casada”, cuenta su nuera Paqui. Tan fuerte debe ser su salud que la llevaron hasta el hospital comarcal de Ronda con 100 ó 101 años “y no tenía historial médico, por lo menos allí”, les dijeron. Y tan fuerte es también su espíritu de superación, que con 80 años se apuntó a la escuela de adultos para aprender a leer y a escribir esas letras que de niña no pudo porque sus manos trabajaban la tierra. Ahora, la tecnología y el teléfono es el hilo que la conecta a su familia. El equipo sanitario que la Junta de Andalucía desplegó en la residencia de Tiempo Libre de La Línea para acoger a los residentes serranos, tras el cierre de las instalaciones de Alcalá del Valle, está en permanente disposición para trasladar el estado de esta anciana y el resto de mayores. “Está todo mecanizado allí. El personal es una auténtica maravilla. Todos los días nos llaman las doctoras González y Carqui para contarnos cómo está Ana. En días en los que estuvo muy mal, hasta 2 ó 4 veces para decirnos cómo iba el tratamiento que le estaban poniendo”, cuentan los suyos que, a través de vídeos, siguen la evolución de la anciana.

El dni de esta mujer natural de Ronda, cuyo documento recogía en septiembre de 1984 la validez permanente. El dni de esta mujer natural de Ronda, cuyo documento recogía en septiembre de 1984 la validez permanente.

El dni de esta mujer natural de Ronda, cuyo documento recogía en septiembre de 1984 la validez permanente.

Ana se apellida por partida doble como ‘del Valle’. Su familiar nos hace llegar el dni de Ana del Valle del Valle. Parece que en él se detuvo el tiempo. La validez permanente se la concedieron en este documento el 5 de septiembre de 1984. Casi ayer. Sus familiares la trasladaron en 2012 hasta la residencia de la Pasionaria, en Alcalá del Valle, después de revisar muchas por el camino. Querían la mejor. “Reunía las condiciones que buscábamos. Tenía jardín y vimos que podía salir al exterior. Algo muy bueno para alguien criada en el campo”, añaden.

Paqui Sánchez, su nuera, que reside en Ronda, quiere dejar claro también el trabajo de todo el equipo alcalareño y de su personal que, junto a los residentes, consolidaron una gran familia. Además, quiere destacar el cariño con el que el pueblo de La Línea ha acogido a los mayores serranos. “Por una motita negra no vamos a dejar de dar las gracias a este gran pueblo”, añade, en relación a la actitud reprochable de cuatro indeseables que arrojaron piedras al convoy de ambulancias y autobús que trasladó hace un mes a los mayores hasta la población linense. Hay que recodar que la residencia de mayores de Alcalá del Valle fue objeto de un masivo brote, que obligó el día 24 de marzo al traslado de 28 ancianos hasta La Línea. Tras semanas allí, la mayoría de estos abuelos ha superado el coronavirus, entre ellos Ana del Valle, una de las más longevas de España en conseguirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios