Diario Cofrade

¿Una procesión magna para celebrar el fin del coronavirus?

  • Algunos cofrades ya plantean un gran evento cofrade de acción de gracias cuando pase la epidemia

Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012 Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012

Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012 / Julio González

La pandemia del coronavirus ha asestado un golpe histórico a las cofradías, que han tenido que asumir en cuestión de días la suspensión de todos los actos y cultos cuaresmales y, lo que es peor, de las salidas procesionales de la próxima Semana Santa. Por eso, hay quienes ya miran al horizonte y plantean la posibilidad de que dentro de unos meses se celebre en la ciudad un gran acontecimiento que tenga a las cofradías como protagonistas.

Este evento consistiría, a priori, en una procesión magna que recorrería las calles de la ciudad y que sería convocada como acción de gracias por el fin de la pandemia, cuando esto sea anunciado por las autoridades sanitarias estatales. Todas las hermandades están en estos días elevando oraciones a sus devociones pidiendo por el fin del coronavirus, lo que justificaría esa acción de gracias conjunta que algunos están planteando. De hecho, ya está circulando una petición en este sentido que se ha publicado en la web especializada en la recogida de firmas para todo tipo de cuestiones change.org.

A favor de la celebración de esta magna, o similar, estaría esa acción conjunta que celebrarían todas las hermandades para celebrar el final de una epidemia histórica que tiene actualmente al país encerrado en sus casas y que va a tener graves consecuencias para la economía, el empleo y otras áreas del día a día de España. Un golpe durísimo que también afecta de lleno a las hermandades, que de manera responsable han renunciado a celebrar sus cultos internos y externos durante las próximas semanas.

Además, hay que tener en cuenta que una salida procesional de carácter extraordinario que además congregue a varias imágenes titulares en sus respectivos pasos procesionales es un evento que actualmente atrae a gran cantidad de público, con los beneficios que conlleva a diversos sectores de la ciudad, especialmente el de la hostelería y el comercio. Teniendo en cuenta el grave impacto económico que tendrá la suspensión de la Semana Santa, una magna o similar dentro de unos meses servirá para paliar, aunque sea en una parte muy pequeña, la ausencia de cofradías en la calle desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

Otro aspecto a favor es que precisamente en este año 2020 no hay previsto, hasta la fecha, ninguna procesión extraordinaria en el calendario cofradiero gaditano. A diferencia de lo que ha venido siendo habitual en los últimos años, ninguna hermandad ha anunciado por ahora la celebración de una procesión extraordinaria, por lo que el calendario de salidas no se vería saturado, ni mucho menos.

En el lado negativo, habría que reseñar que precisamente Cádiz es una ciudad que ha ‘saturado’ la celebración de este tipo de procesiones extraordinarias en los últimos años. Desde el vía crucis diocesano de agosto de 2011 y la procesión magna del Sábado Santo de 2012, se han desarrollado un vía crucis de la fe (en 2013), una magna mariana (en 2017) o un segundo vía crucis diocesano (en julio de 2018). Demasiados eventos de este tipo en una década, al que habría que sumar otra magna este 2020.

En cualquier caso, desde el Consejo de Hermandades se aclara que actualmente no se trabaja ni plantea sobre esta cuestión, estando centrados en la solución a la epidemia del coronavirus y, con posterioridad, a la resolución de los muchos problemas que la suspensión de la Semana Santa conlleva. Pero cada vez son más los cofrades por este gran evento que, de algún modo, compensaría esta ausencia de procesiones a la que se enfrenta la ciudad este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios