Semana Santa en San Fernando Sol y cofradías, el mejor Domingo de Ramos

  • Borriquita abre las puertas de la Semana Santa en una tarde espectacular

  • El buen tiempo marca la pauta de la primera tarde de la Semana Santa 

  • La Isla disfruta de un Domingo de Ramos pletórico que abarrota el centro desde la primera salida 

Fue un Domingo de Ramos hecho a medida de las cofradías. Ni por encargo hubiera quedado mejor. El sol y las altas temperaturas rivalizaron en protagonismo con las tres cofradías de la jornada en las primeras horas de una prometedora Semana Santa que comenzó de la mejor manera posible. Y los comienzos, en esto de las cofradías, son siempre importantes.

El buen tiempo regaló a San Fernando una tarde verdaderamente excepcional y espléndida que animó a la gente –a mucha gente– a echarse a la calle desde por la mañana para cumplir con la visita previa a los templos. Y las cofradías, cómo no, aprovecharon la oportunidad para disfrutar y hacer disfrutar a La Isla de la mejor cara de la Semana Santa.

La ciudad vivió un ambiente envidiable, que permitió a los isleños recrearse a lo grande con un Domingo de Ramos clásico, de esos que se suelen luego evocar en los pregones. Lo hizo además cumpliendo las tradiciones propias del día, que mandan comenzar una nueva Semana Santa a las cuatro de la tarde desde la capilla de La Salle. Es de rigor.

Un numeroso público abrazó a la cruz de guía lasaliana cuando enfiló la calle Real seguida de los pequeños hebreos portando sus palmas. Aunque el público fue a más a medida que avanzaba la tarde, que Borriquita daba la vuelta por la plaza del Rey y estrenaba la Carrera Oficial.

Y cuando Columna abrió las puertas de la Iglesia Mayor para emprender su salida procesional el centro de La Isla estaba en plena ebullición. La plaza Iglesia ofrecía un aspecto verdaderamente multitudinario. Por entonces, además, Humildad se acercaba con paso firme al centro desde La Ardila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios