SEMANA SANTA

Lunes de Misericordia y esplendor en Puerto Real

  • La Hermandad de Los Dolores acaparó todas las miradas en una magnífica salida procesional

La Prioral de San Sebastián fue centro de todas las miradas en la tarde del Lunes Santo. Salía a la calle la Antigua y Venerable Hermandad de María Santísima de Los Dolores y el Santísimo Cristo de la Misericordia en su traslado al Sepulcro.

En el Atrio de la Iglesia Mayor se disfrutó de la salida procesional de una cofradía que se reorganizó en 1998, tras haber desaparecido durante la Guerra Civil. Con mucha coordinación, los 35 costaleros que portaban el paso completaban la maniobra milimétrica que cada año deben orquestar para que el impresionante conjuntos escultórico de la cofradía atraviese la puerta de la epístola.

El párroco de San Sebastián, José carlos Mellado, observa el trabajo de los cofrades en la salida El párroco de San Sebastián, José carlos Mellado, observa el trabajo de los cofrades en la salida

El párroco de San Sebastián, José carlos Mellado, observa el trabajo de los cofrades en la salida / C. Perdigones (Puerto Real)

Volvía a dirigir este trabajo el capataz del único paso de la Hermandad, Rafael García Fontaiña, auxiliado por Manuel Rodríguez, David Bernal y José Antonio Gómez. Con el paso en la calle llegaba el primero de los momentos emotivos, el de la primera levantá que este año daba Consuelo Rojas Catalán, colaboradora de la Hermandad a la que los cofrades quisieron agradecer su trabajo.

Consuelo Rojas dio la primera levantá del paso Consuelo Rojas dio la primera levantá del paso

Consuelo Rojas dio la primera levantá del paso / C. Perdigones (Puerto Real)

A partir de ahí, la Banda de Cornetas y Tambores Jesús Despojado (San Fernando), que les acompañó durante el recorrido, empezaba a acompasar el caminar de los cofrades entonando la marcha Ave María, antes de que de nuevo se contuviese la respiración en otro de los momentos en los que los costaleros tuvieron que entregarse al máximo para bajar la rampa que salva la escalinata de la Iglesia Mayor.

El paso de la Hermandad entre la escalinata de la Prioral El paso de la Hermandad entre la escalinata de la Prioral

El paso de la Hermandad entre la escalinata de la Prioral / C. Perdigones (Puerto Real)

Ha sido la del Lunes Santo una tarde de novedades para los hermanos. Era imposible no fijarse en la talla de la Virgen de Los Dolores, una obra maestra del escultor sevillano, Antonio Eslava Rubio, que lució en la salida procesional el antiguo manto de la Virgen de los Dolores Servitas, que tras su desaparición pasó a pertenecer al ajuar de la Virgen del Mayor Dolor.

Virgen de Los Dolores de Puerto Real Virgen de Los Dolores de Puerto Real

Virgen de Los Dolores de Puerto Real / C. Perdigones (Puerto Real)

Sin la preocupación de la meteorología pese a que el viento deslucía el cortejo en algunas calles, los hermanos se recrearon en la calle, en un recorrido que les llevó a pasar por su Casa Hermandad, en calle La Palma, donde se vivió uno de los momentos mas emotivos de la salida. Dos preciosas petaladas a la Virgen de Los Dolores y la oración cantada que regaló Salvador García ‘Pitu’, desde un balcón.

Salvador García 'Pitu' regaló una saeta desde el balcón de la Casa Hermandad de Los Dolores Salvador García 'Pitu' regaló una saeta desde el balcón de la Casa Hermandad de Los Dolores

Salvador García 'Pitu' regaló una saeta desde el balcón de la Casa Hermandad de Los Dolores / C. Perdigones (Puerto Real)

Y cuando las emociones aún seguían a flor de piel se producía la siempre esperada visita a las Hermanas Filipenses, en cuya capilla se reorganizó la Hermandad. Fue allí donde se homenajeó al costalero, Francisco García Pomares, que este año ha recibió la almohadilla de plata y que dio una emotiva levantá ante la capilla. Un esplendoroso Lunes Santo, para una de las cofradías que más cariño recibe de los vecinos de Puerto Real. Al cierre de esta información la Hermandad se dirigía hacia Carrera Oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios