San Fernando

La plantilla de la limpieza se concentra ante Alcaldía

  • Exigen un convenio a largo plazo y con mejoras antes de que se ponga en marcha el nuevo contrato 

  • Cespa les traslada su disposición a negociar pero la plantilla insiste en que los pliegos actuales "dan poco margen" 

Concentración de la plantilla de la limpieza a las puertas de la Alcaldía para exigir un nuevo convenio. Concentración de la plantilla de la limpieza a las puertas de la Alcaldía para exigir un nuevo convenio.

Concentración de la plantilla de la limpieza a las puertas de la Alcaldía para exigir un nuevo convenio. / Diario de Cádiz (San Fernando)

Trabajadores del servicio de limpieza se han concentrado a las puertas de Alcaldía pasado el mediodía para protestar contra el nuevo contrato que el Ayuntamiento tramita desde marzo de 2018 y que está ahora a punto de adjudicarse al entender que les deja un escaso margen para negociar un nuevo convenio colectivo

Con la retirada del punto que ayer iba a pleno -petición de documentación previa a la adjudicación a Cespa, que es la empresa propuesta por la mesa de contratación- el equipo de gobierno ha conseguido ganar tiempo para evitar que el contrato de 8,5 millones de euros anuales quede bloqueado por la falta de apoyo político después de que Cs diera marcha atrás por las movilizaciones de la plantilla y anunciara, después de reunirse con los trabajadores, que iba a votar en contra.

Pero la situación sigue siendo complicada. La plantilla, que amenaza con una huelga en Semana Santa, insiste en frenar todo el proceso administrativo en marcha para poder negociar antes un nuevo convenio a largo plazo y con mejoras. De esa forma, apuntaba Juan Manuel Rocha Peláez, responsable de Organización de FSP UGT, no tendrían los límites económicos que impone la plica actual sino que sería al revés: el nuevo contrato tendrían que adaptar su redacción a los términos previamente acordados entre los trabajadores y la empresa. 

El pliego de condiciones que la plantilla rechaza fue aprobado en febrero de 2018 con la abstención de Cs y Podemos y el voto a favor de la concejala no adscrita

Hay además, apunta, otras cuestiones que resolver como la brecha salarial que genera la unificación de los contratos en la nueva plica o la necesidad de garantizar la estabilidad laboral a los eventuales convirtiéndolos en trabajadores fijos, además de recuperar los puestos de trabajo que se han perdido en la plantilla tras la jubilación de algunos operarios. 

El caso es que frenar en seco un proceso administrativo en marcha cuando está a punto de formalizarse su adjudicación no es tan fácil. Y hacerlo puede tener inciertas consecuencias para el Ayuntamiento ya que se trata de un acto administrativo reglado que ha cumplido todos los pasos que tiene que dar sin impedimento alguno hasta el momento y sin argumentos jurídicos o administrativos suficientes para pararlo todo. 

De hecho, los pliegos de condiciones que la plantilla rechaza fueron aprobados hace justo ahora un año gracias a las abstenciones de Sí se puede (Podemos), Cs y el voto a favor de la concejala no adscrita. Solo el PP votó en contra. 

Desde UGT se asegura que se les ha llamado "malos sindicalistas" en las reuniones con el Ayuntamiento

Y la plantilla -como reconocen sus representantes sindicales- no impugnó dicho pliego. "No lo hizo por que se fío del equipo de gobierno", aseguran Juan Manuel Rocha Peláez y José Antonio de la Cruz, secretario del comité de empresa de la plantilla, que han lamentado también que en las reuniones mantenidas en los últimos días se les haya llamado "malos sindicalistas" por parte de Manuel Cruz, asesor de Desarrollo Sostenible. 

Son declaraciones que han realizado esta mañana durante la concentración que han mantenido a las puertas de Alcaldía, donde han insistido en frenar la adjudicación del contrato. 

Antes, responsables sindicales de UGT y CCOO se han reunido con Cespa, la empresa a la que la mesa de contratación ha propuesto la adjudicación. Aunque la compañía ha mostrado su predisposición a negociar con la plantilla una vez que se haga cargo del servicio, la plantilla insiste por ahora en sus demandas: quieren el convenio firmado antes de que el nuevo contrato se ponga en marcha. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios