San Fernando

La obra del Mercado Central se eterniza e irrita a los detallistas

  • Reclaman la retirada de los tabiques ya que desde diciembre "no hay nadie trabajando"

Acceso al Mercado Central cerrado por la obra, en una imagen de 2018. Acceso al Mercado Central cerrado por la obra, en una imagen de 2018.

Acceso al Mercado Central cerrado por la obra, en una imagen de 2018. / Román Ríos (San Fernando)

Las obras para la reforma del Mercado Central se eternizan. Tras más de un año en marcha no hay todavía en el horizonte una fecha para su terminación y para llevar a la práctica el traslado de los puestos de la pescadería que se proyecta desde hace años.

Y los detallistas han empezado a perder la paciencia. Se sienten engañados y defraudados con el Ayuntamiento, que achaca "a cuestiones administrativas" los retrasos que acumulan las obras para la primera fase de la remodelación.

Aseguran que la obra les está pasando factura y está perjudicando económicamente a los puestos que quedan abiertos en la plaza de abastos. Lejos de ayudar, como era su propósito, la remodelación proyectada se ha convertido en un lastre para estos negocios, que ya de por sí llevan años capeando el temporal.  

"Hay dos puestos –que por su ubicación en el recinto se ven especialmente afectados por las obras– que han dicho que van a cerrar", afirma Raúl Serván, presidente de la asociación de detallistas. "Llevan un año nefasto por las obras. Es completamente injusto. Están jugando con el pan de familias enteras", afirma en nombre de todos los minoristas de la plaza de abastos.  "Y si esto sigue así van a dejar sin Mercado al centro de la ciudad". 

Están irritados con el Ayuntamiento, que entienden que solo pone por delante excusas que hace tiempo que han dejado de convencerles. De hecho, los trabajos en marcha tenían un plazo de ejecución de tres meses que se ha cuadruplicado en el tiempo sin que todavía se sepa cuándo van a terminar las obras.

Ahora –continúa Raúl Serván– se está a la espera de la instalación de los motores de las cámaras frigoríficas.  Hay un modificado de obra de por medio que no se termina de tramitar y eso, claro está, supone más tiempo para la obra. 

No obstante, desde el pasado 10 de diciembre –hace más de tres meses ya– la obra que se hizo en la parte más cercana al acceso por la calle Cayetano del Toro está terminada. Nadie trabaja allí desde entonces. "Materialmente, la obra está acabada desde entonces. Lo que pasa es que no se pueden trasladar los puestos de la pescadería hasta que no se acometa la instalación de los motores de las cámaras frigoríficas. Pero la zona está ya totalmente acondicionada", explica el presidente de la asociación de detallistas.

El problema, señala, es que mientras tanto el Mercado Central sigue sumido 'en obras'. Es decir, con uno de sus principales accesos cerrado y con toda la zona que ha sido objeto de la intervención separada por tabiques de pladur, una solución que se pensó en su momento para no interferir en el desarrollo de la actividad económica de los detallistas pero que al extenderse en el tiempo –el plazo de la obra era de tres meses– ha terminado por pasarles factura. Dos de los negocios más expuestos –y que carecen por completo de visibilidad al estar en uno de los extremos– ya han  anunciado su cierre porque no venden, insiste.

La obra, dicen, les está pasando factura. Hay dos puestos que han anunciado el cierre

"Con media plaza tabicada no se nos ve". De ahí su enojo. Han pedido formalmente al Ayuntamiento la retirada de estos tabiques de pladur, "aunque el traslado de los puestos de la pescadería tenga que esperar todavía un tiempo más". Entienden que, al estar completada la remodelación, es una solución viable por el momento. "La instalación de los motores de las cámaras frigoríficas que está pendiente no afectaría para nada, podría hacerse", apunta Raúl Serván al exponer las propuestas a las que los detallistas llevan semanas dándole vueltas.

Permitiría además que  el Mercado Central mostrara ya su nueva imagen, lo que se convertiría en un atractivo para atraer a la clientela y ayudar a reactivar la plaza. El Ayuntamento, no obstante, les ha explicado que no puede retirar los tabiques hasta que no se recepcione la obra y se certifique el final de los trabajos.  

Las obras de remodelación del Mercado Central –una primera fase– fueron adjudicadas en septiembre de 2017 a la empresa Grupo Constructor Grucal Andalucía SA por 228.282,96 euros. Nada más acabar las navidades de 2018 se dio el pistoletazo de salida de las obras con una visita oficial del equipo de gobierno. Los trabajos, en realidad, comenzarían unas semanas más tarde, si bien han superado con creces el año. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios