Inauguración de la rotonda dedicada a las víctimas del terrorismo "Nunca es tarde"

  • San Fernando cumple con la memoria y rinde homenaje a las tres víctimas isleñas del terrorismo: Francisca Diufaín de Alba, José Jiménez Gil y Juan José Sucino Ibáñez

  • La presidenta de la AVT, Maite Araluce, respalda el acto 

Los hijos de Francisca Diufaín de Alba y José Jiménez Gil, un matrimonio isleño que falleció en el incendio intencionado del hotel Corona de Aragón en 1979 en las vísperas de una entrega de despachos de la Academia General Militar, lo comentaban justo antes de empezar el acto mientras recordaban este atentado en el que perdieron la vida más de 80 personas y que no llegó a reconocerse como tal -se ha relacionado con ETA pero nunca se ha llegado a confirmar su autoría- hasta el año 2000: "Nunca es tarde", afirmaban emocionados. Siempre es bueno hacer memoria. Y, sobre todo, evitar que las personas que han perdido la vida en estas circunstancias caigan en el olvido social. Más tarde, Maite Araluce, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), insistiría en la misma idea: "Muchas veces hemos estado en el olvido, durante muchos años, durante mucho tiempo. Y por eso nunca es tarde". 

Y que de algún modo siempre estén presentes es el objeto del homenaje que San Fernando les ha querido brindar con una glorieta que lleve su nombre: víctimas del terrorismo. La rotonda, ubicada entre la estación de tren de Joly Velasco y el Paseo General Lobo, se ha inaugurado este mediodía en un acto multitudinario y bastante emotivo que ha protagonizado especialmente dos familias: la de Jiménez Diufaín y la de Juan José Sucino Ibáñez, un agente de la Policía Nacional natural de San Fernando que fue víctima de los GRAPO en el Prat de Llobregat en 1989. Son las tres víctimas isleñas que deja el terrorismo. 

"Hoy honramos a estas víctimas del terrorismo e inmortalizamos sus nombres", ha afirmado Cavada

"Hoy las honramos e inmortalizamos sus nombres", djo la alcaldesa, Patricia Cavada, a la que han acompañado en nombre de ambas familias Rosario Jiménez Diufaín y Luis Sucino Ibáñez. A pesar de lo doloroso del recuerdo de ambos hechos terroristas, Cavada, que ha aludido también la amenaza real del terrorismo que se ha instalado de manera permanente en la actualidad, ha referido la "satisfacción" que deparan homenajes de este calibre en "una mañana de unidad, esperanza y futuro". La dedicatoria de esta glorieta responde a un acuerdo plenario adoptado en diciembre de 2017 para honrar la memoria de los tres isleños víctimas del terrorismo, si bien es cierto que existían peticiones en este sentido desde hace años. La Isla, de hecho, es una de las pocas poblaciones del entorno que no contaba con un gesto -una calle, un monumento, una placa- en su memoria. Ahora ha saldado su deuda. 

Unas letras colocadas en el perímetro de la rotonda de la Glorieta dejan bien clara su expresa dedicatoria. Además, se ha colocado en las proximidades un monolito en memoria de estos tres isleños que ha sido víctimas del terrorismo. Víctimas mortales, como bien recordó la regidora. Porque el listado es superior si se tienen en cuenta también a los isleños que resultaron heridos en algún atentado o acción terrorista.  

"Los terroristas no consiguieron nada y nada conseguirán", ha dicho Fran Romero

El primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, también ha intervenido en el acto: "Que esta rotonda sea símbolo, círculo del recuerdo, metáfora de la vida. El terrorismo siempre ha sido lo fácil, lo incomprensible, lo innegociable y quienes ven en estos actos su libertad representan la barbarie. No hacen más que reflejar su ausencia de humanidad. No consiguieron nada, y nada conseguirán", ha afirmado. 

El acto ha estado respaldado por representantes de distintos colectivos y entidades sociales y vecinales, así como por miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional. Entre ellos, el Comandante General de Infantería de Marina (COMGEIM), Antonio Planells Palau. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios