Ciclo de Música Viva la Vida en San Fernando El Kanka y la entrega de un público feliz

  • El cantante malagueño hace disfrutar a los asistentes al concierto de Bahía En Vivo

El Kanka, en el concierto del ciclo Viva la Vida en Bahía Sur. El Kanka, en el concierto del ciclo Viva la Vida en Bahía Sur.

El Kanka, en el concierto del ciclo Viva la Vida en Bahía Sur. / Sonia Ramos

"Muchas gracias por venir, gracias por llenar esto". "Soy consciente del esfuerzo ahora con este incertidumbre, os lo agradezco especialmente". Juan Gómez Canca, El Kanka, agradece al público, entregado desde el inicio del concierto, su presencia, que haya comprado una para esta cita, que apueste por la cultura. Solo sobre el escenario del Bahía en Vivo, el artista malagueño solo da tregua durante su recital mientras dirige algunas palabras a los asistentes, mientras afina la guitarra o mientras bebe agua. Lo suyo es cantar, cantar y cantar, y sacar aplausos y risas a los espectadores. 

El ciclo de música Viva la Vida que tiene como escenario Bahía Sur se llena para recibir al cantautor, que se presenta solo sobre las tablas, y que solo necesita de su guitarra, de un ukelele y sobre todo de sus composiciones y su voz para hacer disfrutar a los presentes. Empieza con una de las canciones nuevas, escritas durante el confinamiento, Sabéis quiénes sois, en la que da las gracias y reconoce que "tengo ya tantas ganas de veros". La segunda canción compuesta en esas duras semanas de pandemia, "en época extraña", es Zamba para mi padre, dedicada a su progenitor. 

Los aplausos entre canciones, también cuanto canta, se mezclan con los acompañamientos de las letras, con las palmas, o con los vítores y los olés de quienes escuchan. Tengo ya tantas ganas de veros, dice la canción de apertura, "además de verdad", cuela el cantante, y el público se muestra agradecido en todo el concierto.

Desde las sillas le piden canciones, y El kanka pide que aguarden a los bises, cumple llegado el momento con canciones como el pasadoble De lejos (se equivoca y la gente se la canta, o Después de esta mañana. Con A desobedecer se produce el momento en que algunos se desmelenan, se levantan de sus sillas y saltan siguiendo la letra desinhibida. 

Antes han tocado las palmas, han hecho los coros, se han animado a cantar mientras el artista toca y sonríe satisfecho. Andalucía, El día de suerte de Pierre Nodoyuna, ¡Qué bello es vivir!, Vengas cuando vengas, Volar, Querría, Guapos y guapas, Sí que puedes, Payaso, A dieta de dietas, Por tu olor y Canela en rama recuperan sus letras románticas, de crítica, irónicas, atrevidas, humorísticas y de ánimo. Todo vale para recordar los momentos vividos, para divertir al público mientras pueda hacerlo, para defenderse "afinado" sobre el escenario. "Esto es para vosotros, que salgan de un concierto y diga canta justito, toca raro, pero que los haters no puedan decir que no afino", suelta y despierta las risas.  

Otro tema mítico, Lo mal que estoy y lo poco que me quejo, pondrá fin a este concierto de Viva la Vida, que esta noche trae a San Fernando a La Mari de Chambao y mañana a Delaossa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios