San Fernando

Los caseteros isleños se sienten acosados por Sanidad y Trabajo

  • "La ley se debe aplicar a todo el mundo por igual, sin beneficiar a nadie", exige el presidente de la Asociación de Caseteros de San Fernando, José Manuel Valero

Comentarios 3

La Feria del Carmen y de la Sal está a la vuelta de la esquina. Las tareas de montaje de casetas ya han comenzado en el recinto ferial de La Magdalena, así como los trabajos de acondicionamiento para que isleños y visitantes puedan disfrutar de su fiesta más esperada.

El presidente de la Asociación de Caseteros de San Fernando, José Manuel Valero, ha explicado que "en torno a 50 casetas se instalarán en el recinto ferial en esta edición", aunque aún es pronto para cerrar la lista y compararla con la del año anterior, "pues al igual que hay entidades que esta feria han decidido no montar caseta por falta de presupuesto, existen otras rezagadas que se apuntarán a última hora", señala Valero.

Una cosa estaba clara, y es que la omnipresente crisis económica iba a hacer acto de presencia -cómo no- en La Magdalena. Imposible salvarse de los efectos de la recesión financiera que azota a todo el país.

No obstante, sí hay otras consecuencias, en principio negativas, que se pueden esquivar: aquellas derivadas del acoso que al parecer padecen los caseteros de La Isla por parte de Sanidad y Trabajo. "Nos parece perfecto que haya inspecciones, ahora bien, exigimos que la ley se aplique a todo el mundo por igual, sin beneficiar a nadie", esgrime el máximo representante de los caseteros.

Como portavoz de la asociación, el presidente asegura que los caseteros se ven especialmente perjudicados por la legislación vigente y recuerda: "La Isla comienza en el río Arillo y acaba en el puente Zuazo, no se limita sólo a La Magdalena, por eso desde el colectivo de caseteros solicitamos que las inspecciones, tanto de Sanidad como de Trabajo, se realicen en todo el término municipal de San Fernando".

Para los titulares de casetas, esta reclamación no entra en absoluto en confrontación con el cumplimiento de requisitos obligatorios que contempla la ley tales como la existencia de cámaras frigoríficas en las que no se mezcle carne y pescado o la tenencia del carnet de manipulador de alimentos para trabajar detrás de las barras de la feria. "Estamos de acuerdo con estas medidas sanitarias, de eso no cabe duda, pero reivindicamos -insiste Valero- que se apliquen los mismos requerimientos a todos por igual".

Por otra parte, en materia laboral, aquellas entidades sin ánimo de lucro -como por ejemplo las cofradías o las peñas- que vayan a montar caseta este año, no tendrán la obligación de dar de alta a sus trabajadores siempre y cuando presenten en la Inspección de Trabajo un listado con el nombre y el DNI de todas aquellas personas que vayan a prestar sus servicios en feria y compulsen dicho documento. "Al parecer, con este trámite será suficiente", comenta José Manuel Valero, que aplaude la flexibilidad legislativa en casos concretos como éste, lo que, a la larga, favorece a todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios