San Fernando

Verano de perros

  • Después del fracaso de la playa-can de Rota, La Isla resucita una polémica viva en muchos municipios costeros

Hay días de perros, noches de perros, toses de perros y quienes tienen un humor de perros. El próximo verano, de hecho, se adivina como un verano de perros. Porque en todos sitios hay gente de perros y gente que no es de perros. En la playa, también. Hay quienes pagarían por retozar tranquilos con sus mejores amigos en la arena. (De hecho ya pagan, pero en formato multa, como en El Puerto, donde un grupo de damnificados reclama que les devuelvan lo cobrado) Y hay bañistas que no están dispuestos a compartir su hábitat con otras especies. Por encima de los gustos están los reglamentos que regulan esa difícil convivencia y garantizan las condiciones higiénico-sanitarias de arenas y aguas.

El Ayuntamiento de San Fernando acaba de resucitar una polémica viva desde hace años en muchos municipios costeros españoles. A primeros de marzo solicitó a la Junta de Andalucía autorización para instalar en la playa de Camposoto una franja acotada para los canes y sus dueños fuera de la zona de baños y con un acceso diferenciado. Y desde change.org se hace una petición en el mismo sentido al Ayuntamiento de Cádiz, que anoche acumulaba más de 1.124 firmas. En la provincia, esta polémica parecía haberse apagado con el fracaso de la playa-can que habilitó por su cuenta y riesgo el consistorio roteño en unos 700 metros de Punta Candor a principios de septiembre de 2014. La experiencia fue pionera en Cádiz y resultó muy satisfactoria para el ayuntamiento. No pudo repetirse en 2015. La Delegación Territorial de Medio Ambiente advirtió de que no estaba autorizada porque incumplía la Ley de Costas y el Reglamento andaluz sobre vigilancia higiénico-sanitaria de las aguas y zonas de baño de carácter marítimo. En temporada de baños -del 1 de junio al 30 de septiembre- está prohibido el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño con alguna excepción. Medio Ambiente también alegó que la zona no había sido incluida en el plan de playas solicitado. Un informe sobre el estado de la arena terminó por echarle el cerrojo.

Pero la administración andaluza no parece tener la misma vara de medir en toda la comunidad autóma. Según www.redcanina.es, en Fuengirola se mantendrá abierta sin restricciones horarias la playa del Castillo Sohail y en Málaga, la del Arroyo Totalán. Y el Ayuntamiento de Adra ha anunciado que ya tiene los permisos necesarios para destinar la playa de La Rana en exclusividad a perros y sus cuidadores durante todo el año. La red social canina recoge 52 playas en toda España, algunas de ellas con restricciones horarias y pendientes de autorización, con Baleares, Cataluña, Valencia, Canarias, Galicia y Cantabria a la cabeza. Pero el anuncio más sonado es el de Barcelona, que ya se ha encontrado con una plataforma de vecinos en contra. Habrá que ver si aquí no terminamos como perros y gatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios