San Fernando La gran sala de estudios del Parque costará 750.000 euros

  • Concluye la redacción del proyecto, que incorpora las instalaciones de la antigua piscina municipal 

  • El gobierno municipal calcula unos cinco meses de trámites para su licitación, a los que habría que sumar otros ocho del plazo de ejecución de las obras 

Bolsa de aparcamiento del Parque, junto a la que se levantará la sala de estudios. Bolsa de aparcamiento del Parque, junto a la que se levantará la sala de estudios.

Bolsa de aparcamiento del Parque, junto a la que se levantará la sala de estudios. / Román Ríos (San Fernando)

A 750.000 euros ascenderá el presupuesto de licitación de la nueva sala de estudio que el Ayuntamiento de San Fernando quiere levantar en el parque Almirante Laulhé.

El proyecto, redactado por el propio Consistorio con la ayuda del personal contratado por los planes de empleo, ya está terminado, como ha anunciado esta mañana la alcaldesa, Patricia Cavada. Así que ahora que se remitirá a la mesa de contratación para proceder a la redacción de los pliegos administrativos antes de emprender su licitación y su posterior adjudicación para dar comienzo a las obras.  

El equipo de gobierno calcula que todo el proceso administrativo previo a la puesta en marcha de las obras puede tardar en torno a cinco meses. A ellos, se sumará el plazo de ejecución de los trabajos, que será de ocho meses.

"No es una obra que se vaya a hacer de un día para otro pero la sala de estudio del Parque está mucho más cerca", ha explicado la regidora isleña, que ha insistido en su compromiso para rescatar las instalaciones del antiguo Centro de Interpretación del Parlamentarismo que se emplazan junto al Teatro de las Cortes para reconvertirlas en una sala de estudio provisional. En este sentido, ha aclarado Cavada, el Ayuntamiento está negociando con la empresa que actualmente ocupa el antiguo museo del Bicentenario para que pueda volver a utilizarse dicho edificio. 

Estas novedades se han conocido en una fecha especialmente sensible, dada la cercanía de los exámenes, en las que esta asignatura pendiente que desde hace años arrastra San Fernando siempre vuelve a aflorar y vuelve a convertirse en el blanco de críticas ciudadanas. 

"San Fernando es una ciudad con un elevado número de estudiantes universitarios pero sin instalaciones universitarias, que en otras localidades vecinas sí existen y cuentan con este tipo de equipamientos que aportan las distintas facultades sin necesidad de que sean municipales", ha señalado la alcaldesa al referirse a localidades como Cádiz, Jerez y Puerto Real. 

Pero el problema que existe en La Isla -afirma- se intenta afrontar desde el gobierno municipal, primero con el proyecto de la sala de estudio en el Parque, y luego con una ampliación de las horas de la sala de estudio y de las dos bibliotecas municipales, que se incrementan en función del momento del año. 

En total, ha recordado, en San Fernando existen 372 plazas que se reparten entre el aulario de la calle Alsedo, donde existen 120; la biblioteca Luis Berenguer, con 160; y la biblioteca de la Casa de la Cultura (en la calle Gravina), con 92. 

El horario habitual de la sala de estudio de la calle Alsedo es de 9.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 22.00 horas. Ahora, en fechas de exámenes -ha puntualizado- se amplía hasta las 00.00 horas. 

En las bibliotecas, el horario habitual es de 9.15 a 13.15 horas y de 17.00 a 20.00 horas, si bien ahora se ampliado también por la tarde desde las 16.00 hasta las 22.00 horas.

En la calle Gravina, estos nuevos horarios empezaron a aplicarse ayer mismo, según Cavada, que ha afirmado que la mayoría de los usuarios prefiere que no exista un horario ininterrumpido. Entre otras cosas, explica, porque de esta forma las personas que solo hacen uso de estas instalaciones por la tarde, porque trabajen o vayan a clases, tienen oportunidad de ocupar alguna de las plazas disponibles si la sala de estudio se cierra y se vuelve a abrir a la tarde. 

El proyecto, ya redactado

La alcaldesa ha insistido en su compromiso de ampliar las horas en función de la demanda y de la afluencia que, conforme a la época del año, registran estas instalaciones. Pero también ha reconocido que era necesario adoptar medidas "de calado". Y ahí es donde entra el proyecto de la futura sala de estudios que se levantará en el Parque, donde hoy se encuentra la bolsa de aparcamiento. 

El proyecto, que ya tiene su partida presupuestaria en los presupuestos de 2018 y que formaba parte de los compromisos electorales del PSOE en las municipales de 2019, se ha revisado para incluir las antiguas instalaciones que todavía se conservan de la antigua piscina municipal y que están protegidas por su singularidad.

Así que al proyecto, inicialmente presupuestado en 650.000 euros, se han sumado ahora otros 100.000 para hacer frente a la puesta a punto de las antiguas instalaciones de la piscina. 

La sala de estudio, como ha explicado también la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, estará así formada por dos edificios independientes aunque unidos por un nexo común. Al reciclar las instalaciones de la antigua piscina se podrá contar con más plazas para la sala de estudio sin sacrificar un mayor número de estacionamientos. Además, sumará al proyecto un gran atractivo: una terraza que brindará un espacio de relax.

Recreación virtual de la futura sala de estudios del Parque. Recreación virtual de la futura sala de estudios del Parque.

Recreación virtual de la futura sala de estudios del Parque. / Ayuntamiento San Fernando

Desde el Ayuntamiento se ha defendido la idea de hacer una gran sala de estudio en un céntrico emplazamiento, bien comunicado, al ser una solución más eficiente, que permite concentrar los recursos ahorrando costes.

Además, apostillan Cavada y Márquez, el diseño ecológico del edificio y su emplazamiento en pleno parque Almirante Laulhé le confieren una mayor singularidad al proyecto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios