San Fernando La playa de Camposoto encara otro año de obras a la espera del arreglo de los errores de la pasarela

  • La reparación tiene un plazo de 12 meses, así que es probable que el paseo no esté acabado para el próximo verano

  • Los trabajos aguardan el visto bueno de la Junta al modificado de proyecto 

Operarios trabajando en la nueva pasarela de madera de la playa de Camposoto, en una imagen de hace varias semanas. Operarios trabajando en la nueva pasarela de madera de la playa de Camposoto, en una imagen de hace varias semanas.

Operarios trabajando en la nueva pasarela de madera de la playa de Camposoto, en una imagen de hace varias semanas. / Román Ríos (San Fernando)

Septiembre llega a su ecuador y acaba definitivamente la temporada en la playa de Camposoto, que deja atrás un inolvidable verano que ha pasado inmersa en obras a medio terminar y que, irremediablemente, ha estado marcado por el error cometido en el diseño para la construcción del nuevo paseo peatonal, que ha impedido la apertura y disfrute por parte de los isleños de este proyecto estrella promovido por el Ayuntamiento.

Ahora toca volver con las obras y retomar los trabajos para solventar los fallos cometidos en la construcción de la pasarela de madera que bordea los accesos a la playa isleña. El arreglo, como adelantó en agosto el delegado territorial de Medio Ambiente, Daniel Sánchez Román, sumará a este proyecto que se financia con los fondos ITI (Iniciativa Territorial Integrada) 1.225.360 euros hasta el punto de que la actuación –un paseo de 1,7 kilómetros de longitud– rozará los cinco millones de euros.

Pero no será tan fácil. El comienzo de estos trabajos no será inmediato. Todavía hay que esperar a que la Junta de Andalucía resuelva los trámites administrativos previos para dar luz verde al modificado del proyecto que requiere subsanar las deficiencias técnicas de la pasarela peatonal.

No hay fechas sobre la mesa aunque Medio Ambiente afirma que intenta agilizar la actuación todo lo posible para volver a poner en marcha las obras cuanto antes. La actuación prevista fue aprobada el pasado 31 de julio en la comisión de participación de la ITI de Cádiz, pero ahora –dado el importe que alcanza– tiene todavía que superar otros dos trámites: el visto bueno de la Intervención General de la Junta de Andalucía y el de la viceconsejera de Medio Ambiente, que tiene también que dar luz verde al modificado.

Así que por el momento el paseo permanecerá vallado y a la espera que se retomen las obras que necesita una vez que se cumplimenten todas estas gestiones. El plazo que se ha dado para ejecutar estos trabajos en la pasarela es de 12 meses. Con este calendario, y teniendo en cuenta que todavía quedan trámites por solventar, resulta bastante probable que el paseo tampoco esté acabado para la próxima temporada de verano, es decir, para junio de 2020.

El principal problema que presenta la estructura y que ha impedido su uso es que, debido a un error garrafal en el diseño de las vigas de apoyo, los pilotes no tienen la suficiente anchura para soportar el peso de las planchas de hormigón. De no intervenirse nuevamente, la pasarela se vendría abajo al existir una insuficiente superficie de apoyo de las placas sobre las vigas. Por eso también ha permanecido todo el verano vallada a pesar de estar aparentemente terminada.

Los trabajos a realizar, además, afectan a todo el paseo en su longitud ya que hay que trabajar en todas las vigas de apoyo de la pasarela que se reparten a lo largo del caño que rodea la playa ampliando con perfiles metálicos su superficie de apoyo.

Al margen de la pasarela peatonal y de la polémica que ha causado el error cometido, la obra de la playa de Camposoto tiene también pendiente todavía la reordenación de los accesos por carretera y de los aparcamientos, que asume directamente el Ayuntamiento de San Fernando.

Estas obras –de asfaltado, principalmente– fueron adjudicadas en el pasado mes de marzo a la empresa Construcciones Garrucho por un importe total de 1.259.803 euros. Sin embargo, su ejecución se ha postergado en el tiempo –primero– al coincidir con los trabajos en marcha de la pasarela (que impedían meterle mano a la carretera) y, luego, para no interferir con la temporada de verano. La propia alcaldesa, Patricia Cavada, anunció a principios de la temporada que comenzarían en octubre.

Así que la playa isleña encara ahora otro invierno de obras. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios