San Fernando

Plataforma 3R quiere un impuesto para los propietarios de perros

  • La formación dice que la medida serviría para compensar el impacto que causan en la vía pública

Una persona pasea un par de perros en la playa, en una imagen de archivo. Una persona pasea un par de perros en la playa, en una imagen de archivo.

Una persona pasea un par de perros en la playa, en una imagen de archivo. / román ríos

La polémica está servida. Y desde luego promete. La formación política local Plataforma 3R -que nació a raíz de movimiento antitranvía y que, aunque carece actualmente de representación municipal, aspira a presentarse a las elecciones municipales del próximo año- lanzó ayer una controvertida propuesta al gobierno municipal: gravar con un impuesto de nueva creación a los ciudadanos que tengan perros para compensar los efectos de "micciones y defecaciones caninas" en la vía pública y garantizar al resto de vecinos "el derecho a disfrutar de espacios públicos dignos, limpios y exentos de problemas de salubridad pública".

Hay que recordar que según los datos del Registro Central de Animales de Compañía, que se han conocido hace unas pocas semanas, en San Fernando, que no llega a los 100.000 habitantes, hay censados un total de 15.844 perros y 2.190 gatos. Una cifra nada desdeñable que da buena cuenta también del alcance que tiene el colectivo animalista en la ciudad y del elevado número de mascotas que existe en la localidad. Así que la propuesta que Plataforma 3R ha puesto sobre la mesa pasa, de entrada, por imponer este impuesto municipal por tenencia de mascotas a la friolera de más de 18.000 isleños.

La medida, según los datos del Registro de Animales, afectaría a unos 18.000 isleños

Sostiene la formación en un comunicado en el que detalla su propuesta que es necesario aplicar "medidas correctoras" ante el estado "insoportable en términos cívicos" que a su juicio presentan las calles, plazas y zonas ajardinadas de La Isla. Reconoce este partido independiente que surgió en 2015 que existe un problema de limpieza pública en la localidad, pero más allá de esta cuestión alerta de una cuestión que entiende que atañe directamente a los propietarios de mascotas y, especialmente, de aquellos que tienen perro.

El derecho a tener un perro "no deber ser a costa de usurpar los del resto de ciudadanos", llega a decir. El impuesto que 3R ha propuesto al Ayuntamiento que empiece a aplicar -supuestamente de cara al próximo ejercicio- serviría así para "paliar los efectos que producen (las mascotas) en los espacios públicos" y -sostiene- sería una "garantía" para mantener "criterios de higiene, salubridad pública y ornato". "Nadie cuestiona el derecho a la posesión de una mascota animal -afirma- pero que sea a costa de quebrantar el que igualmente asiste al resto de los isleños".

Lo cierto es que en varias ocasiones el movimiento vecinal ha denunciado la suciedad de algunas zonas -hay, de hecho, puntos negros- a causa de las deposiciones caninas que algunos propietarios de mascostas no retiran de la vía pública. Desde el Ayuntamiento se han llevado a cabo también campañas de concienciación entre la ciudadanía,.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios