San Fernando

El Mercado Central sigue a la espera

  • La nueva zona de pescadería a la que se mudarán los seis puestos existentes continúa sin estar en uso

  • Cuestiones administrativas han bloqueado hasta ahora la finalización de la actuación

Algunos de los nuevos puestos de pescadería del Mercado Central, sin abrir. Algunos de los nuevos puestos de pescadería del Mercado Central, sin abrir.

Algunos de los nuevos puestos de pescadería del Mercado Central, sin abrir. / Román Ríos

Los seis puestos de pescadería que están abiertos en el Mercado Central continúan a la espera del traslado a la nueva zona que nunca llena. Desde que terminaran las obras, varios impedimentos han bloqueado esa mudanza, que en estos días puede solventarse. "Estamos pendientes de buenas noticias, según me dijo el concejal", reconoce el presidente de los detallistas, Raúl Serván.

En los últimos meses las quejas de los minoristas han sido constantes al ver cómo la situación se iba deteriorando, con muchos puestos cerrados, otros optando por no seguir la actividad y cada vez menos clientes. "Se corre el rumor de que todo está fatal y nadie viene", lamenta Serván.

La imagen que da el Mercado con muchos puestos cerrados no es buena desde que comenzó a vaciarse. A eso contribuye además que las nuevas instalaciones, la zona más cercana a la entrada por la espalda del Ayuntamiento, sigan sin estar en uso. Con las barajas cerradas a cal y canto, así siguen desde hace tiempo, mientras los pescaderos mantienen su negocio al otro lado de la plaza de abastos. Al menos la entrada por Calderón de la Barca volvió a abrirse en julio aproximadamente ante la insistencia de los detallistas.

Los detallistas aguardan que el Ayuntamiento les dé buenas noticias en los próximos días

Actualmente, entre pescaderías, carnicerías, charcuterías, congelados y una tienda de especias, hierbas y otros productos naturales, sigue atendiendo al público una treintena de negocios. "Otros han ido cerrando entre las jubilaciones y quienes vendían poco", apunta el presidente de los detallistas del Mercado Central. Los que continúan capean el temporal como pueden, aguardando que la mudanza de los seis puestos de pescadería ofrezca mejores sensaciones y atraiga a los ciudadanos.

En la zona remodelada se han creado siete espacios, para un posible futuro negocio más. Están dotados de las mejores instalaciones y servicios. En concreto, las obras ejecutadas sirvieron para crear para esta área de pescadería un saneamiento independiente con salida a la calle y un sistema de inyección de agua para limpiar las tuberías, con la intención de eliminar los olores y facilitar la evacuación de residuos. También se ha arreglado un espacio en uno de los laterales de la nave principal donde se han puesto dos bancos.

A la tardanza de las obras, que los detallistas ya lamentaron en su momento, se sumaron posteriormente problemas administrativos para la dotación de las nuevas cámaras frigoríficas. Eso se solventó, pero entonces surgió otro bloqueo relacionado con las instalaciones de fontanería y electricidad. Cuestiones internas de la constructora han impedido durante semanas que se contara con los boletines de enganche que hacen posible que la luz y el agua se puedan contratar. Hace dos semanas finalmente electricistas de la adjudicataria comprobaron las instalaciones. Ahora los detallistas esperan que de una vez los nuevos puestos empiecen a funcionar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios