Jornadas de Memoria Democrática de San Fernando Amede, fiel a sus principios

  • La entidad organiza estos días sus I Jornadas de Memoria Democrática que giran en torno a las exhumaciones de represaliados en el cementerio isleño

Jorge Juan Cepillo, en su intervención, con una fotografía de la primera exhumación en el cementerio isleño. Jorge Juan Cepillo, en su intervención, con una fotografía de la primera exhumación en el cementerio isleño.

Jorge Juan Cepillo, en su intervención, con una fotografía de la primera exhumación en el cementerio isleño. / D.C.

"Dicen que dejemos a los muertos descansar. No sé si esta es la mejor forma: arrojados de cualquier manera". Jorge Juan Cepillo Galvín, el arqueólogo director de las excavaciones en las fosas comunes del cementerio de San Fernando, observaba mientras decía esto las fotografías que iban desfilando ante la mirada de los asistentes a las jornadas sobre I Jornadas de Memoria Histórica que organiza hasta el viernes la Asociación para la Recuperación de la Memoria Democrática de San Fernando (Amede).

Hasta la fecha la intervención en el camposanto isleño para la exhumación de los represaliados por el franquismo ha localizado los restos de 78 personas. Hasta 60 ya han sido sacadas, nueve están a punto de ser exhumadas y otras nueve aguardan que se resuelva las actuaciones para afianzar una manzana de nichos. El trabajo de los profesionales y de los numerosos voluntarios continúa.

Jorge Juan Cepillo: "En 40 años de democracia las administraciones han mirado para otro lado"

Cráneos, cuerpos sobre cuerpo, impactos de bala, orificios de salida con agujero grande, cal sobre los restos... las imágenes que Cepillo utilizó para su ponencia sobre La Localización de las fosas del cementerio de San Fernando. La Intervención arqueológica y exhumación de las víctimas de la represión franquista mostraban los hallazgos realizados hasta la fecha, el horror de los enterramientos masivos y las evidencias de la acción violenta contra los represaliados. "No son enterramientos dignos", abundó el ponente, que inició su alocución criticando que "en 40 años de democracia el Estado, y me refiero al Gobierno central, las comunidades y los ayuntamientos han mirado para otro lado", para destacar la labor de las asociaciones de memoria histórica.

Momento de la intervención de Pérez Guirao. Momento de la intervención de Pérez Guirao.

Momento de la intervención de Pérez Guirao. / D.C.

Amede surgió precisamente para lograr la exhumación de los restos de los represaliados, había explicado antes Javier Pérez Guirao, presidente de la asociación, que detalló su nacimiento y evolución con fechas, incorporaciones, nombres y apellidos, reuniones o hitos conseguidos. Como pasos previos hubo contactos con Juan Manuel Fernández Roldán en el cementerio de Puerto Real, donde se estaban realizando excavaciones; con la casi extinguida Amere que seguía trabajando en el Ateneo Republicano y Memorialista; y en la intervención en el cementerio de Cádiz. "Fuimos sumando gente", apuntó.

La idea era que ningún partido abanderara la entidad, "para mantener la transversalidad". Es un principio que han mantenido desde la creación, hace ya tres años: el 10 de marzo de 2016. Ya varios grupos de trabajo habían realizado labores iniciales: la investigación histórica sobre la represión y las fosas comunes; para sumar apoyos, con contactos con partidos políticos, sindicatos y entidades sociales (como Pro Derechos Humanos y Amnistía); y para buscar familiares, una tarea muy activa al principio. "El proceso ha sido después más natural, porque han seguido apareciendo, no por buscarlos", detallaba Pérez Guirao. Como la puesta en contacto de una persona de Málaga por un familiar represaliado hace unos días.

El presidente de Amede mencionó las reuniones con el Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta; los frutos alcanzados y las frustraciones por la ralentización del proceso, o la falta de respaldo en algunos momentos.

Javier Pérez Guirao: "Al principio buscamos a familiares de represaliados, ahora sin buscar siguen apareciendo"

Una cosa distinguió la intervención de Amede en el cementerio isleño: tras la primera fase de localización de la que se encargó a través de un convenio con Diputación, tal y como planteó la Junta, la entidad quiso ser de nuevo adjudicataria de los trabajos. "Había pasado de subvencionar a las asociaciones a realizar contratos menores externos, pero sabíamos que la intervención en San Fernando era más difícil, por la extensión de la zona donde se tenía que actuar, por la mezcla de represaliados y no represaliados. Al final lo conseguimos", señaló. La excavación en San Fernando sigue activa a pesar de las adversidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios