San Fernando

Fomento y el Ayuntamiento de San Fernando firman por fin la recepción de la calle Real

  • El proceso administrativo para la transferencia de la antigua travesía de la N-IV por La Isla se había quedado sin completar

  • Se mantiene el compromiso de la rehabilitación del Sitio Histórico

Imagen de la calle Real tomada esta semana. Imagen de la calle Real tomada esta semana.

Imagen de la calle Real tomada esta semana. / Román Ríos

La construcción de la variante de la CA-33 a la altura de San Fernando permitió a finales de los 90 que la calle Real dejara de ser travesía. Ambas circunstancias, contar con una nueva carretera y que Real pasara a ser vía urbana, conllevaba una serie de medidas compensatorias para la ciudad –también para Puerto Real en su justa medida– que solo en parte se han cumplido. Ni siquiera el trámite administrativo de recepción de la calle Real por parte del Ayuntamiento se había completado en más de dos décadas, algo a lo que se ha puesto remedio recientemente.

Las explicaciones de la alcaldesa, Patricia Cavada, sobre el compromiso municipal de seguir pidiendo al Gobierno central que acometa la rehabilitación del Puente Zuazo en el pleno de febrero incluía una referencia a la culminación del procedimiento por la que se cerraba la transferencia del tramo de la antigua N-IV en su paso por La Isla a la ciudad. Efectivamente, el pasado 3 de septiembre de 2019 se firmaba el acta de cesión con el Ministerio de Fomento. Casi 18 años habían pasado desde que el Pleno municipal acordara elevar a Fomento la disposición de la entidad local de recepcionar de manera definitiva e inmediata el tramo de carretera en cuestión. En concreto se refería al trazado entre los puntos kilométricos 674 y el 678,200 (el 7,120 de la actual CA-33), correspondientes a la antigua travesía de San Fernando.

Unos cuatro años y medio después, concretamente el 23 de abril de 2007, el Consistorio remite al Ministerio el convenio para la financiación del proyecto de obras de mejora de los tramos urbanos de la red de carreteras del Estado en el término municipal de San Fernando que estaba pendiente tras la desaparición de la travesía, además del acta de cesión. Ninguno de los dos documentos llegó a rubricarse entonces.

En las estipulaciones se menciona el convenio de 2009 y el proyecto de recuperación del Sitio Histórico del Puente Zuazo

En noviembre de 2008, sin embargo, se firma el protocolo general sobre la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes de La Isla de 1810 y la Constitución de Cádiz de 1812, que incluye la rehabilitación del Sitio Histórico del Puente Zuazo y las Fortificaciones Anexas. Los refrendan el Gobierno central y los ayuntamientos isleño y de Puerto Real. Ese documento plasmaba la voluntad de las dos administraciones locales de asumir la transferencia de la titularidad de la antigua N-IV, cada uno en la parte que le correspondía según su término municipal. En este caso, el Puente Zuazo quedaba dividido en dos, con la titularidad desde un extremo y otro hasta el centro de la estructura de cada consistorio. A cambio Fomento se comprometía a la recuperación del patrimonio, vinculado a la Guerra de Independencia, del Sitio Histórico del Puente Zuazo. El 19 de noviembre de 2009 se firmaba el convenio de colaboración para la ejecución de este proyecto de rehabilitación, que recogía la renuncia a las cantidades compensatorias que un municipio y otro tenían que percibir en concepto de reforma y adecuación de las vías que recibían.

En el caso de San Fernando, la recepción de la calle Real conllevaba una compensación económica de casi 855.000 euros para arreglarla. Dado que el proyecto del tranvía recogía ya la remodelación de la calle Real y que la propia carretera discurría por el Puente Zuazo, el Ayuntamiento optó por pedir que ese dinero se destinara a la actuación patrimonial. También a ello debían ir destinados las medidas compensatorias por el desdoble de la variante (cifradas en más de 5 millones), puesto que había implicado obras en Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En 1997 la Consejería de Medio Ambiente había redactado un escrito en el que ya contemplaba entre sus exigencias por la construcción de la carretera en espacio protegido la recuperación del Sitio Histórico. Se sumaba al montante además 1,9 millones de euros procedentes del 1% cultural de los ministerios de Fomento y Cultura.

Con el acuerdo la actuación se dividía en dos fases: una en el Real Carenero y las fortificaciones anexas, que se ejecutó; y una segunda en el Puente Zuazo, una vez se construyera el ramal de acceso a La Isla desde la autovía (que se hizo con el proyecto del tranvía), que continúa pendiente. La firma de la transferencia de la calle Real al Ayuntamiento isleño mantiene ese compromiso puesto que en sus estipulaciones se hace mención al convenio de colaboración de noviembre de 2009 y, por tanto, a la ejecución del proyecto de rehabilitación del Sitio Histórico del Puente Zuazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios