San Fernando

Feminismo, una cuestión también de hombres

  • Ruth Gabriel, Yolanda Álvarez y Espido Freire participan en un foro de debate organizado por el Ayuntamiento sobre el futuro del feminismo

Espido Freire, Yolanda Álvarez y Ruth Gabriel, durante un foro sobre feminismo en San Fernando. Espido Freire, Yolanda Álvarez y Ruth Gabriel, durante un foro sobre feminismo en San Fernando.

Espido Freire, Yolanda Álvarez y Ruth Gabriel, durante un foro sobre feminismo en San Fernando. / Román Ríos

Comentarios 0

La escritora Espido Freire, la actriz y productora Ruth Gabriel y la periodista de Televisión Española Yolanda Álvarez debaten sobre el feminismo. Sobre su futuro gira el foro organizado por la Concejalía de la Mujer, que sin embargo también se detiene en el pasado y el presente, para destacar los cambios, los avances, pero también los obstáculos que se abren en el camino, contra los que hablan de antidotos: la educación integral, la detección de los diferentes problemas a los que se enfrentan las mujeres, la aceptación de todas las visiones feministas, la búsqueda de referentes femeninos o la implicación del hombre.

"Antes de venir aquí para hablar de futuro del feminismo me planteé desenterrar los libros, pero me di cuenta de que lo tengo en casa, con mi hijo y mi hija y les hice un interrogatorio", desvela Gabriel. De esa conversación surgieron temas dispares como la brecha salarial, la violencia, la relevancia, la vestimenta o las violaciones. A ellos suma más tarde Freire el techo de cristal, la edad, la percepción física, el paternalismo. Son isletas. Hay sitios donde se lucha contra la violencia en las fiestas populares y otros donde no es necesario", pone de ejemplo la escritora sobre los distintos ámbitos en los que se implica el feminismo.

Si la actriz isleña destacaba su educación en un entorno feminista que repite ahora con sus hijos, Espido Freire reconocía que no fue así para ella. En Euskadi, eso sí, había conciencia del peso de la mujer, de esa mirada diferente. Por eso "busqué referentes en mi entorno, mujeres que tenían defectos y virtudes, fuertes, que no eran princesas, ni mujeres desmayadas", asegura ante el auditorio del centro de congresos repleto de mujeres, y con la presencia también de hombres –las protagonistas de la cita resaltan en varias ocasiones la importancia de su implicación en el feminismo–. A sus referentes profesionales hace mención Álvarez al pronunciar los nombres de Rosa María Calaf y Carmen Sarmiento. Personalmente, la reportera de guerra también se ha encontrado a mujeres anónimas que "me han dado una lección de vida". Mujeres grandiosas, las define, que "son las que mueven el mundo".

Las tres ofrecen un panorama marcado por las desigualdades de género en sus ámbitos profesionales, ya sean mayúsculos, ya sean sutiles. En la interpretación desde el año 2017 en España se reclaman más personajes femeninos en la ficción. Los números avalan esas diferencias, tanto en el cine como en la televisión, sobre papeles de relevancia, presencia o el efecto de la edad en esa oportunidad de trabajo. "Yo es que con 44 años soy una escritora joven", ironiza Espido. "Ahh, yo soy la actriz madura", responde Ruth Gabriel, lo que despierta las risas del público. La escritora pone el acento en el caso de la literatura en el encasillamiento. "Se asume que escribimos para mujeres, que no son temas importantes, universales. No eres tomada en serio y tienes que demostrar la misma altura intelectual que tus compañeros", cuenta. En televisión, expone Yolanda, hay muchas mujeres, pero desaparecen a partir de una cierta edad y no copan los puestos de decisión del medio. De su experiencia desvela cómo ha tenido que aclarar en más de una ocasión que ella era la jefa del equipo "cuando se dirigían al cámara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios