DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Desescalada en San Fernando: Malestar entre los surferos isleños por las nuevas restricciones horarias

  • Limitar el surf a una hora y media por las mañanas equivale en la práctica a prohibir este deporte, sostienen

  • "No es lógico, no se entiende", lamentan desde el club Campoloco 

Un surfero en bici y con la tabla en un remolque en los accesos de la playa de Camposoto durante el estado de alarma. Un surfero en bici y con la tabla en un remolque en los accesos de la playa de Camposoto durante el estado de alarma.

Un surfero en bici y con la tabla en un remolque en los accesos de la playa de Camposoto durante el estado de alarma. / Román Ríos (San Fernando)

Las nuevas restricciones horarias que se aplican a la práctica del surf desde el pasado fin de semana han levantado ampollas entre los aficionados a este deporte que aprovechan las olas que regala la playa de Camposoto, que no son pocos en La Isla.

Las protestas, como ocurre en la vecina localidad de Cádiz, se multiplican ante unas limitaciones horarias extremas que en la práctica impiden hacer surf a una inmensa mayoría. Y puede que la cosa vaya para largo.

"No es lógico, no se entiende", afirma Suso Picardo desde el club isleño Campoloco al lamentar que se haya restringido la práctica del surf más allá incluso de los criterios del estado de alarma, de 08.30 a 11.00 horas a instancias de Capitanía Marítima.

Y tiene menos sentido aún –advierte– en el caso de San Fernando, donde desde el pasado 2 de mayo, fecha en la que abrió la playa para la práctica de actividades deportivas, ni los surferos ni el resto de isleños que acudía a Camposoto han tenido ningún problema ni han registrado ninguna incidencia dentro de la primera franja horaria que se había establecido: de 6.00 a 10.00 horas y de 20.00 a 23.00 horas.

No hay surfero que no esté molesto con estas nuevas restricciones, que han sido todo un mazazo. "Se limita a una hora y media un deporte que depende de las mareas y de los vientos. Además, a la gente que trabaja por la mañana los deja sin opciones, sin poder practicar su deporte", explican desde el club.

Ahora, el club está en conversaciones para adherirse a la Federación Española de Surf de forma que sus socios puedan federarse. Eso les permitiría acceder a la playa en coche, algo que ahora mismo solo pueden hacer los deportistas federados. Pero si se mantienen las restricciones horarias –advierten– no tienen ningún sentido. En la práctica, insisten, equivale a prohibir el surf.

Desde el club se lamenta además la escasa implicación del Ayuntamiento isleño, que –sostienen– se ha limitado a dar traslado de las limitaciones. Y esperan que finalmente se dé marcha atrás en esta restricción que no dudan en tildar de "absurda".

En el mismo sentido se ha manifestado Antonio Conesa, el responsable de la escuela de surf de Camposoto. No hay ninguna lógica en la medida que se ha adoptado y que hace más restrictiva la práctica del surf cuando en la calle se abre la mano con la Fase 1 de la desescalada. "Ahora mismo hay gente sentada en las terrazas de los bares pero no se puede hacer surf cuando hablamos, además, de un deporte individual, que se practica en solitario", lamenta.

El colectivo se aferra a las gestiones que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Cádiz, donde la polémica está siendo especialmente sonada, para que finalmente haya una marcha atrás. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios