San Fernando

Completado el traslado que permitirá abrir una sala de estudios junto al Teatro en San Fernando

  • El Ayuntamiento isleño recupera el edificio que diera cabida al Centro de Interpretación del Parlamentarismo durante el Bicentenario 

  • La Fundación DKV Integralia se ha reubicado en otras dependencias municipales 

El edificio de la calle General Serrano, ya desocupado por la Fundación DKV Integralia. El edificio de la calle General Serrano, ya desocupado por la Fundación DKV Integralia.

El edificio de la calle General Serrano, ya desocupado por la Fundación DKV Integralia. / D.C. (San Fernando)

El edificio próximo al Teatro de las Cortes que en su día fuera el Centro de Interpretación del Parlamentarismo ha vuelto al fin a manos del Ayuntamiento isleño.

La Fundación DKV Integralia –que ha ocupado estas instalaciones en los últimos 7 años tras una polémica cesión que acabó con el que se concibiera como el Museo del Bicentenario de Las Cortes– ha dejado libres las dependencias de la calle General Serrano y se ha trasladado ya a otro local municipal cedido para que pueda continuar ejerciendo su actividad por otros cuatro años más de plazo. Un cartel colocado en la puerta informa desde hace días de la nueva ubicación de la oficina –en la calle Isaac Peral– y de los horarios de atención al público.

Para el Ayuntamiento, el traslado supone la recuperación de un equipamiento cultural situado en pleno centro de la ciudad, a escasos metros del Teatro y en cuya construcción se invirtieron 700.000 euros durante el Bicentenario de las Cortes.

Por el momento tiene claro ya el uso que tiene previsto darle a corto plazo. El gobierno municipal ya lo anunció hace justo un año, que es el tiempo que ha tardado esta operación en llevarse a cabo. Lo que fuera el Centro de Interpretación del Parlamentarismo se utilizará como sala de estudio provisional mientras no se acomete el gran proyecto del aulario previsto en el parque Almirante Laulhé (750.000 euros), que todavía tiene que ser licitado y adjudicado antes de afrontar su construcción.

De esta forma, se conseguiría dotar al centro de un nuevo espacio para su uso por parte de los estudiantes; lo que ayudará a solventar la enorme demanda que existe en este sentido entre los jóvenes, especialmente en época de exámenes ya que las bibliotecas municipales y la sala de estudio de Alsedo resultan insuficientes en esas semanas clave. Ahora toca equipar al edificio felizmente recuperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios