Tranvía Bahía de Cádiz

Técnicos del Ayuntamiento de San Fernando y la Junta trabajan en la recepción de la calle Real

  • El gobierno explica que las reuniones abarcan servicios diversos como Vías y Obras, Electricidad o Alcantarillado

  • El Ayuntamiento considera que el mobiliario debe estar antes de asumir la vía

Una de las unidades del tranvía, durante las pruebas dinámicas por la calle Real, obstaculizado por un vehículo.

Una de las unidades del tranvía, durante las pruebas dinámicas por la calle Real, obstaculizado por un vehículo. / D.C.

La colocación de nuevas papeleras en la calle Real ha puesto de nuevo de manifiesto las carencias de mobiliario urbano que tiene esta vía de la ciudad a la espera de los bancos y papeleras que tiene que instalar la Consejería de Fomento, a través de la Agencia de Obra Pública y dentro de las actuaciones de la obra del tranvía. El contrato ya está adjudicado, anunció hace unas semanas la Junta, por lo que en La Isla se aguarda a las formalidades administrativas oportunas para que se dé el siguiente paso. Mientras tantos, ambas administraciones, Junta y Ayuntamiento, mantienen encuentros constantes para avanzar en el farragoso proceso de recepción de la calle Real por parte del Ayuntamiento.

Hace unos meses Fomento supeditaba la llegada del mobiliario prometido a la entrega de la arteria principal de la ciudad al Consistorio con la que se podía dar por concluidas las obras del tranvía en el tramo urbano isleño. A las obras que abrieron las entrañas de la calle a partir del 1 de septiembre de 2008 y que se prolongaron durante mucho tiempo, le habían seguido trabajos realizados después para levantar el suelo en algunos puntos para introducir cableado o para arreglar carencias de la actuación y desperfectos en la solería. Por eso desde el Gobierno andaluz, una vez solventadas estas cuestiones, consideraba que había llegado el momento de devolver la vía, de tal manera que su mantenimiento pase a manos de la Administración local. Su responsabilidad solo recaerá, una vez se haga efectiva esta operación, en la plataforma tranviaria.

En ello se trabaja, reconocen desde el Ayuntamiento, y de ahí las reuniones de seguimiento que se desarrollan con Obra Pública y los distintos departamentos municipales implicados. No solo se trata, expone el equipo de gobierno, de un tema de Vías y Obras o Mantenimiento, sino que el proyecto del tranvía también ha afectado a otros servicios, que deben constatar que "todo esté en orden" para la recepción de la calle Real. Por eso, también analizan y revisan la distinta documentación existente los Servicios Eléctricos o Alcantarillado, sin ir más lejos.

Desde el equipo de gobierno se entiende, de cualquier manera, que para la recepción general de la obra será necesario que el mobiliario urbano de la Junta –60 papeleras y 30 bancos– esté colocado a lo largo de la vía. Ante la experiencia en el lugar, con mobiliario oxidado con rapidez, la opción ha sido apostar por elementos con materiales semejantes a piedras naturales, que siguen parámetros de robustez y resistencia a la corrosión.

Este proceso administrativo y técnico se realiza a la vez que continúan las pruebas dinámicas del tranvía, al que los isleños van acostumbrándose por su presencia cada vez más habitual. Desde el Ayuntamiento se destaca la importancia que tendrá para la movilidad de sus ciudadanos y la conexión con las localidades vecinas, además de la transformación urbana que supuso la semipeatonalización de la calle Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios