San Fernando

Afectados por la promoción de Aifos en la Ronda piden una solución a los bancos

  • Los compradores emprenden acciones judiciales contra la empresa promotora por la paralización absoluta de las obras

Comentarios 1

Hace dos años que deberían haber estrenado sus flamantes nuevas viviendas en plena Ronda del Estero, una nueva área de crecimiento urbano de la ciudad donde se prevé un importante desarrollo residencial. Pero no sólo no han recibido aún las llaves de sus casas sino que la promotora -Aifos- ni siquiera ha acabado todavía las obras, paralizadas desde hace meses por la crisis del ladrillo y la falta de liquidez de la empresa.

La promoción Cala del Sol, como se denominan a estos bloques inacabados de la Ronda, aglutina a unos 300 afectados, que han pagado entre 60.000 y 70.000 euros -algunos hasta 90.000- por unas viviendas que no tienen.

Hartos, angustiados y desesperanzados, los compradores ven pasar los días sin encontrar una solución a un problema que desde hace tiempo no les deja dormir por las noches y que durante los últimos meses se ha agravado con la crisis económica y la cada vez más difícil situación de la promotora. Han puestos todos sus ahorros y su ilusión en la compra de estos pisos y, ahora, se sienten estafados, ignorados y metidos en un callejón sin salida.

Ayer, una treintena de los afectados -reunidos en la Asociación de Afectados Cala del Sol (Acasol)- se concentró ante las puertas del Palacio de Justicia para denunciar su situación. No era la primera protesta que organizaban para reclamar una solución a la promotora, pero sí el punto de partida de muchas movilizaciones y acciones sociales -paralelas a las judiciales- que esta entidad tiene previsto realizar, como ayer anunció su gestor y asesor legal, Manuel Benítez Mateo.

Tras unos minutos de concentración en la plaza de San José, los afectados acudieron a las oficinas de las entidades bancarias Unicaja y Banesto -ambas situadas en la calle Real- con quienes Aifos tiene suscrito el préstamo hipotecario de los dos bloques de la promoción. "Ahora, sólo nos queda negociar con los bancos", explicaba el presidente de la plataforma de afectados, Ángel Román.

A los directivos de ambas entidades bancarias -en Unicaja hablaron con el director de la sucursal y en Banesto con un responsable de zona- les entregaron un comunicado en el que los afectados pedían la apertura de un proceso de diálogo entre compradores y bancos y la puesta en marcha de un plan de viabilidad para afrontar la terminación de los pisos y su definitiva adquisición.

La solución, en todo caso, depende de la resolución del concurso de acreedores que ha sido recientemente admitido a trámite por los juzgados.

Para los afectados, la solución pasa por negociar con las entidades bancarias acreedoras -que previsiblemente se quedarán con los pisos ante el impago de Aifos- y constituir una sociedad cooperativa o figura similar que afronte la terminación de las viviendas. "Pero queremos que los bancos nos respeten las cantidades que hemos entregado", aseguró Manuel Benítez.

Paralelamente, varios de los afectados han emprendido acciones judiciales y han reclamado a Aifos la devolución de las cantidades entregadas -más intereses- por incumplimiento de contrato. De momento, hay ya dos sentencias favorables a los compradores, a los que la promotora tendrán que devolver 70.000 euros y, en uno de los casos, tendrá incluso que satisfacer el importe del alquiler de una vivienda desde la fecha incumplida de entrega del piso, hace dos años. Sin embargo, a pesar de las sentencias, el problema ahora radica también en la falta de liquidez de la promotora para hacer frente a estas compensaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios