CORONAVIRUS PUERTO REAL

La solidaridad de la Policía Local, clave para ofrecer menús solidarios para niños

  • Los sindicatos policiales canalizan la ayuda de los agentes que reúnen más de 2.000 euros para la cocina solidaria de Amura

Agentes de la Policía Local durante la entrega de productos en Amura Agentes de la Policía Local durante la entrega de productos en Amura

Agentes de la Policía Local durante la entrega de productos en Amura / José Antonio Tomás (Puerto Real)

Este jueves, a las 20:00 horas, la Policía Local de Puerto Real realizaba la última de las “caravanas” con las que ha venido animando, y agradeciendo a la ciudadanía su comportamiento frente a la crisis del coronavirus, además de participar en los aplausos al personal sanitario.

Finalizan porque deben aumentar la vigilancia en el inicio del proceso de transición hacia la nueva normalidad, que permitirá salidas controladas a distintos sectores de la población. Y ahora, cuando ya no estarán presentes en los aplausos, es cuando la Policía Local se merece uno, y de los grandes.

Han sido ellos unos de los principales impulsores de la iniciativa que ha llevado a cabo el chef de Amura Multibar, Miguel Muñoz. El hostelero se pone al servicio de los menores de las familias más vulnerables, con sus fogones, su trabajo y sus conocimientos, para transformar en menús saludables y solidarios todos los productos que la propia Policía Local ha conseguido recaudar.

Para ello, los agentes han trabajado duro y, a través de los sindicatos presentes en la Jefatura de Policía, iniciaron una colecta. Todos se rascaron el bolsillo para reunir más de 2.000 euros que se han destinado, exclusivamente, a la compra de alimentos. Básicamente, aquellos que ha ido necesitando el chef para su trabajo.

Además de eso, han sido ellos quienes han servido de intermediarios con muchas empresas del sector (Covirán, Supersol, Pastas Oromás, Alberto e Hijos, El Molinero, Puerto Mar o Frutas y Verduras José Fernández), a quienes han trasladado la necesidad de impulsar el proyecto para conseguir donaciones o precios casi simbólicos para los productos de alimentación.

Con esa solidaridad, y la de otras empresas y particulares, los fogones se han encendido ,y este miércoles ya se entregaban los menús a alrededor de 60 niños, gracias a una iniciativa que vuelve a demostrar que la solidaridad, si es compartida, es mucho mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios