DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

PUERTO REAL

La 'gira' de la Policía Local por los barrios de la Villa

  • Las peticiones de vecinos para que la Policía Local felicite los pequeños que cumplen años desborda a la comisaría

  • "Nuestra imagen ahora es distinta", dice el Subinspector del cuerpo local de policía

Dicen que después de esta crisis del coronavirus nada volverá a ser como antes. Que todos cambiaremos de algún modo. Que la sociedad tomará otro rumbo y que afectará, sobre todo, a nuestra forma de relacionarnos. Pero para esto último no hay que esperar a que todo pase. Ya hemos cambiado en nuestra forma de actuar, de trabajar, de vivir… en apenas un mes de confinamiento.

En esta nueva vida en los balcones asistimos a momentos inéditos hasta ahora. Lo que antes nos alarmaba ahora nos produce alegría y entusiasmo. Lo vemos cada día, a las ocho de la tarde, durante el aplauso nacional a los sanitarios. Suenan con fuerza las sirenas de ambulancias, bomberos y policías. Una caravana que en cualquier momento del año nos hubiese generado preocupación y que ahora nos reconforta porque el mensaje que nos mandan es un:”tranquilo, seguimos aquí”. Es así. Todo está cambiando. También nuestra forma de relacionarnos con cuerpos como el de la Policía Local.

“Esta claro que ahora nuestra imagen es distinta”, dice el Subinspector José María Repiso, Jefe Accidental de la Policía Local de Puerto Real. La relación de los vecinos con el cuerpo municipal de Policía es otra. Ya no son los “ponemultas” que persiguen a quienes aparcan “un momentito” para dejar a los niños en el colegio o a quienes estacionan en una plaza reservada o sobre la acera para un recado breve. Ahora se piden sanciones.

Uno de los controles de la Policía Local de Puerto Rea Uno de los controles de la Policía Local de Puerto Rea

Uno de los controles de la Policía Local de Puerto Rea / C.P. (Puerto Real)

Los propios vecinos les exigen mano dura contra todo aquel que se salte el confinamiento, tal y como están haciendo en los ocho o nueve controles diarios que realizan. “Es cierto que hemos tenido días con más de quince sanciones, pero la situación está estabilizada y lo normal es que no pasen de cinco sanciones diarias. Estamos siendo inflexibles con este tema porque la situación que atravesamos es muy grave”, dice Repiso.

El teléfono de la comisaría se colapsa continuamente en unas semanas en las que la delincuencia ha caído de forma notable, en las que el tráfico de vehículos es mínimo y en las que no hay que asistir a las entradas de colegios ni controlar mercadillos. Las llamadas de los vecinos son para pedir a los agentes, cual estrellas de un show de variedades, que vayan a ofrecer su “espectáculo” a cada rincón de la ciudad. Tanto es así, que los agentes han creado su particular “gira” por los barrios. “Hay muchísima gente que quiere que pasemos por sus casas a las ocho de la tarde y hemos tenido que crearnos un calendario para intentar estar presentes en todas las barriadas de la ciudad”, explica Repiso.

Lo publican en su nueva fanpage (página de fans) de Facebook, donde cuentan cada día el trabajo que realizan. “Muchas personas pueden pensar que nuestro trabajo ha cambiado ante esta situación, pero la mayoría de actuaciones que hacemos siempre han estado en nuestro día a día, por eso la idea de estar presentes en redes sociales”.

También han tenido que limitar las felicitaciones de cumpleaños. Al principio, y casi de forma espontánea, la Policía asistía a los balcones de algunos pequeños que celebraban su día, pero la situación se va de las manos. “Entendemos que todo el mundo piensa en su hijo o hija, pero es que teníamos una media de 10 o 12 felicitaciones al día y es imposible que podamos atender eso. Nos encanta, pero es que nos debemos además otras muchas obligaciones”. Solo lo mantienen en casos “muy excepcionales” como las últimas en las que han participado: un pequeño recién trasplantado y otros con necesidades especiales.

Un agente entrega diplomas a dos pequeños de Puerto Real Un agente entrega diplomas a dos pequeños de Puerto Real

Un agente entrega diplomas a dos pequeños de Puerto Real / DCA (Puerto Real)

También son ellos los que están recibiendo diplomas policiales “por buen comportamiento”. “Nos encantaría hacerlo con todos porque creemos que nuestra relación con los niños y niñas es fundamental, pero es imposible”. Si algo bueno está sacando la Policía Local de todo esto es la cercanía con los más pequeños. “Llevamos tiempo luchando para que las familias no ‘amenacen’ a sus hijos con la policía si se portan mal porque no deben tenernos miedo. Somos el lugar donde acudir si hay algún problema y deben entender que estamos para ayudarles. Eso está cambiando con todo esto”, dice Repiso mientras muestra orgulloso un panel de la comisaría plagado de los dibujos que han recibido, llenos de felicitaciones y agradecimiento.

Dibujos que los niños envían a la Policía Dibujos que los niños envían a la Policía

Dibujos que los niños envían a la Policía / C.P. (Puerto Real)

“Cuando hacemos las caravanas a la hora de los aplausos vemos a mucha gente emocionada, llorando, agradeciéndonos el trabajo, y eso nos reconforta. Yo siempre he estado muy orgulloso de lo que hago pero esos momentos nos dan un subidón de autoestima y nos aumenta la moral en estos momentos tan duros”, asegura el Subinspector. La descarga de alimentos para las asociaciones, las donaciones entre particulares o el reparto del material sanitario (mascarillas, pantallas protectoras, batas…) que confeccionan los vecinos para hospitales o entidades sociales, forman parte de la nueva rutina de los policías, que también viven en estos días situaciones novedosas. “Yo mismo he ido a hacerle la compra a una señora de 80 años porque no podía salir -comenta el Jefe de la Policía Local- e igual que yo muchos de mis compañeros”.

Policía Local y Protección Civil Puerto Real descargan un camión del Banco de Alimentos Policía Local y Protección Civil Puerto Real descargan un camión del Banco de Alimentos

Policía Local y Protección Civil Puerto Real descargan un camión del Banco de Alimentos / DCA (Puerto Real)

La plantilla de policías locales, que ahora está bajo las órdenes del Ministerio del Interior, sigue trabajando en coordinación con la Policía Nacional y otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Lo hacen con todas las precauciones para mantener a cero el número de contagiados. “Afortunadamente no tenemos en la plantilla ninguna persona afectada por el coronavirus ni en cuarentena y eso nos permite trabajan con otro tono”, finaliza Repiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios