CRISIS AEROESPACIAL

López Gil rompe el guión del PSOE sobre Airbus: “El acuerdo de Gobierno y sindicatos es malo para Cádiz”

  • El senador socialista critica la postura de su partido y le traslada que el cierre de la planta de Airbus en Puerto Real obedece a "intereses empresariales" y que no hay que "permitirlo ni justificarlo"

El senador socialista, Fernando López Gil, durante una rueda de prensa

El senador socialista, Fernando López Gil, durante una rueda de prensa / DCA (Puerto Real)

La postura del PSOE en el asunto de Airbus Puerto Real ha recibido muchas críticas en los últimos días de grupos de la oposición como Adelante Andalucía, Partido Popular o AxSí, y también desde el ámbito sindical, con CGT como principal crítico.

Ahora los desacuerdos nacen en el seno del propio partido. Fernando López Gil, senador socialista en representación de la Junta, ha manifestado su desacuerdo con el posicionamiento del grupo socialista en el Senado, en relación a la moción debatida en la Comisión de Industria (a la que no pertenece) sobre el mantenimiento de la planta de Airbus en Puerto Real. El que fuese viceconsejero de Presidencia en el anterior Gobierno del PSOE-A, dice que “el acuerdo alcanzado por la empresa con los sindicatos a nivel nacional, puede que sea un buen acuerdo para la empresa y para otros polos aeronáuticos, pero es malo para Andalucía y para la provincia de Cádiz”.

En sus redes sociales, López Gil ha manifestado que está “absolutamente indignado” con la decisión tomada por la empresa y que considera “un error” el posicionamiento y los argumentos de su grupo (PSOE) en este punto. “Si la planta no es rentable en la actualidad que le deriven nuevas cargas de trabajo desde otras plantas que la hagan rentable. Airbus no debería cerrar ninguna planta, pero desde luego no pueden cerrar la de la provincia que más lo necesita”, ha dicho

Ha recordado que en el Parlamento de Andalucía el grupo socialista ha presentado iniciativas claras que defienden el mantenimiento de la planta de Puerto Real “como elemento innegociable” y que “como senador, seguiré trasladando al Presidente del Gobierno, Ministros, Presidente de la Junta de Andalucía y Consejeros, que la Bahía de Cádiz no puede permitirse el cierre de la planta de Puerto Real. Es injusto y obedece a intereses empresariales que no son aceptables. Ni debemos permitirlos, ni debemos justificarlos”.

Cree quien también fuese delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, que el  compromiso de mantener el empleo existente en la actualidad por parte de la empresa no es suficiente. “Que no se realicen despidos es lo mínimo que podíamos esperar, pero qué ocurre con el empleo de las empresas auxiliares, qué ocurre con una provincia que necesita tractoras industriales para su escaso desarrollo industrial”, manifiesta.

“Durante mis años como Delegado del Gobierno en Cádiz y como Presidente del Consejo de Administración de Tecnobahía, considero que colaboré y ayudé en mucho al sector y a la propia empresa, apostando siempre por ayudas a la innovación que se tradujeron en carga de trabajo durante años y representando con fuerza al sector en los foros autonómicos para que la Bahía de Cádiz tuviera presencia decisiva en los planes del sector aeronáutico”.

Reconoce López Gil que han sido muchas las “tentaciones y presiones” sobre las plantas de la Bahía de Cádiz, desde otros polos y otros intereses. “En muchas ocasiones, cuando las plantas iban muy bien, nos advertían que, si no apostábamos por la innovación dando un valor añadido a la planta, en la próxima crisis Puerto Real sufriría mucho para seguir abierta. Así lo manifesté públicamente muchas veces y así lo actuamos desde la Agencia Idea y desde la propia ITI, incorporando ayudas millonarias para dar ese valor añadido al sector que, por desgracia, llevan dos años paralizadas desde la Junta de Andalucía”, ha finalizado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios